Hallan a una mujer muerta en Entre Ríos y detienen a su esposo por posible femicidio

223
Una mujer de 40 años murió hoy luego de recibir un disparo de arma de aire comprimido en la cabeza, en una comuna de la provincia de Entre Ríos, cercana a la ciudad de Chajarí, y por el hecho ordenaron la detención de su marido, un hombre de 48, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió esta mañana en una vivienda vecina a una escuela ubicada en el Paraje San Pedro de Colonia Freitas, del Distrito de Mandisoví, departamento Federación, cerca de la ruta provincial 2, que une Chajarí con Feliciano.

Un vecino de la zona alertó a la policía sobre fuertes discusiones y un disparo, por lo que personal de la comisaria de Mandisoví llegó al lugar y tras dialogar con el propietario, un hombre de 48 años y oriundo de la provincia de Corrientes, lograron ingresar.

Al llegar a la habitación principal, los efectivos hallaron el cadáver de la esposa del hombre, de 40 años y misionera, quien presentaba una herida de un arma de aire comprimido en la zona del pabellón auricular izquierdo.

Ante esa situación, se alertó a la fiscalía de turno, que ordenó la presencia de las Divisiones de Criminalística e Investigaciones de la Jefatura Departamental.

También se secuestraron en el lugar un rifle de aire comprimido calibre 7.62 y un revolver calibre 22; se trasladó el cuerpo de la mujer para realizar la autopsia correspondiente en la morgue judicial de Concordia, y se iniciaron procedimientos y análisis para establecer las causas y circunstancias del fallecimiento.

Si bien en un primer momento se investigó como un posible accidente al manipular el arma, las pericias realizadas en el lugar y en el arma, los testimonios de los vecinos y las inconsistencias en el relato del hombre, abrieron la posibilidad de un femicidio.

En ese marco, la Justicia de Entre Ríos dispuso que el hombre sea detenido y trasladado a la comisaría de Chajarí, donde permanecerá las próximas horas.

Por otro lado, los voceros detallaron que no existe ninguna denuncia previa por violencia ni por situaciones similares, y que hace seis años viven en San Pedro.