Las escuchas que dieron con la banda narco de «El Señor de los Cielos»

897

Hace cinco años Cicinio Cardozo (46) llegó a la villa 1-11-14, huyendo de Brasil, para montar su propia ruta narco con avionetas para traer droga desde Paraguay, su país natal, y distribuirla en redes de la Ciudad y el Conurbano. Pero no bajaba el cargamento en ciudades fronterizas, como es habitual.  La banda operaba en General Belgrano, Navarro, Junín, General Arenales, General Viamonte y Lincoln, en el interior de la provincia de Buenos Aires.

Los narcos usaban aeronaves fumigadoras para buscar caminos rurales que se convertían en sus pistas clandestinas para aterrizar y descargar la marihuana sin ser detectados, una vez por semana, a sólo 100 kilómetros de la Capital Federal. Esperaban que hubiera feriados, partidos de fútbol importantes o eventos convocantes para pasar desapercibidos. El viernes cayó Cardozo y toda la organización después de una investigación de 18 meses y 6 mil horas de escuchas telefónicas.

En uno de los audios se escucha cómo el ciudadano paraguayo le indica a su compañero encargado de la logística a qué hora aterrizará en la Argentina. En otro momento, el argentino le aconseja que no se acerque a la laguna de Navarro ese día porque, como era feriado, podría ser detectado por visitantes y pescadores.

 

En el operativo detuvieron a 10 personas (seis de ellos paraguayos) y secuestraron media tonelada de marihuana recién traída de Asunción. También incautaron tres aviones usados para entrar la droga y organizar la logística. Creen que en 2016 la banda concretó más de 30 viajes para traer cargamentos de marihuana desde Asunción. El viernes último, el juez Federico Villena, subrogando a su par de Junín, autorizó 18 allanamientos en Chacabuco, Lanús, Esteban Echeverría, la villa 1-11-14 y Zona Norte.

Ver también Navarro: media tonelada de marihuana en una avioneta, once detenidos

El viernes, el avión aterrizó en un camino vecinal a 15 kilómetros de General Belgrano en el que estaban Cardozo, su sobrino, su cuñado y cuatro cómplices en tres autos. Descargaron 533 panes de marihuana, unos 450 kilos equivalentes a más 64 mil dólares, y los distribuyeron en los vehículos. Allí los interceptó la Policía y los capturó.

En paralelo, en el aeroclub de Navarro estaban esperando al piloto y detectaron otro auto “haciendo tareas de satélite”, que estuvo recorriendo la zona entre las 7 y las 18, hasta que aterrizó. Allí detuvieron al piloto y a los dos cómplices, entre los que estaría el dueño del hangar y de la empresa de fumigación que usaban como pantalla. (Fuente Clarín)