El padre del chico que mató a un ladrón en su casa de la localidad bonaerense de Francisco Álvarez aseguró hoy que el adolescente quedó «shockeado», disparó «como si fuese la Play Station» y actuó en «legítima defensa», y aseguró estar convencido de que los delincuentes «tuvieron códigos» y le perdonaron la vida a su familia.

El hombre contó al canal Crónica TV que luego de haber matado a un ladrón su hijo “está en shock”, que “no ha dormido, llora, está mal por lo que hizo” y “dice que no tenía intención de hacerlo”.

“Ahora habrá que ver qué dicen los psicólogos. Hay gente que va a la guerra y vuelve traumatizada, imaginen a un chico de 13 años”, agregó el padre del chico, quien explicó que no estaba en su casa al momento del asalto pero llegó a los pocos minutos junto a la policía.

El hombre dijo que el arma, una pistola marca Taurus calibre 9 milímetros, estaba en su “mesa de luz”, ya montada para disparar y que sus dos hijos “sabían dónde estaba” para evitar algún accidente.

“Son armas que tengo porque me gusta ir a cazar”, señaló el dueño de casa.

«El nene lo único que hizo fue apuntar como si fuese una pistola juguete o la Play Station y apretó el gatillo. El arma tenía una bala en la recámara y estaba para disparar, es para defensa», dijo el papá.

Sobre la reacción de su hijo, agregó que «el nene actuó como un nene. No supo qué hacer. Vio al hermano y la madre en peligro y actuó así. En la ruleta me tocó que la suerte estuvo para mi lado”.

El padre de familia dijo que en su casa “se presentaron dos fiscales y la cúpula de la policía” y que “desde un primer momento el fiscal entendió que fue en legítima defensa”.

“No hemos tenido problemas en el sentido jurídico”, comentó.

El padre dijo estar “convencido” de que los delincuentes “tuvieron códigos” y “le han perdonado la vida a los tres”, ya que “podrían haber hecho un desastre” con su familia.

“Era gente que estaba totalmente preparada. Tenían chalecos antibala, escopetas y pistolas apuntando a mi mujer y a mis hijos. Si no los han matado es porque han tenido códigos y se han ido. Han respetado a dos nenes y una mujer”, indicó.

“La saqué barata. Ellos tiraron sin intención de lastimar a mi familia porque tiraron para otro lado, con la mala suerte de que una bala rebotó y le rozó la cabeza a mi otro hijo, pero no le ha dejado ninguna herida grave», añadió.

El hombre también dijo que éste fue el tercer robo que sufre en su vivienda y que su casa “ya está en venta”, dado que piensa mudarse “a un country”.

Además, dijo que si el Estado le va a ofrecer algo, sea protección para su familia.

«Si me van a ofrecer algo que sea algo concreto, algo que vos no puedas conseguir. A un psicólogo lo pago yo. Si mi familia está en riesgo, que me ofrezcan protección policial que ahora la tengo pero no va a ser infinita», concluyó.

Por último, contó que su hijo está «en la casa de una tía porque no quiere volver» donde mató al ladrón.