Una joven de 19 años, madre de una beba de un año y medio, fue hallada degollada hoy en su casa de la localidad mendocina de Ugarteche, y por el hecho fue detenido su padre, Roque Arroyo, a quien la victima había denunciado por abuso sexual, informaron fuentes judiciales.

Roque Arroyo

Se trata de Ayelén Arroyo, la tercera víctima de la seguidilla de femicidios registrada en los últimos días en Mendoza, donde también fueron halladas asesinadas Janet Zapata (29) y Julieta González (21).

Por el crimen de Arroyo fue detenido esta mañana su padre, Roque Humberto Arroyo (54), quien había intentado fugarse y, según relataron los vecinos del barrio, se había mudado de la vivienda que compartía con su hija tras una denuncia por abuso sexual que ésta le había hecho y a raíz de la cual le fue impuesta una restricción de acercamiento al lugar.

Ese día, el hijo de Roque publicó una foto del acusado, con un mensaje de apoyo a su padre.

De acuerdo con los posteos publicados en la red social el día en que Roque tuvo que dejar la vivienda, Fabricio le manifiesta que lo ama tras lo que recibió la recriminación de Ayelén, quien le dijo «loco, vos también declaraste en su contra».

Arroyo tenía prohibido acercarse a Ayelén, a otros dos hijos y a su nieto desde el 14 de septiembre pasado, por disposición del Órgano Administrativo Local (OAL).

Según informó esta mañana la Coordinadora del Ministerio Público Fiscal de Mendoza, Teresa Day, «La Procuración ha iniciado un expediente administrativo a los fines de verificar si en el expediente penal se tomaron las medidas legales correspondientes”.

Arroyo fue degollada cerca de las 7.15 de esta mañana en una humilde vivienda situada en la manzana C, casa 36, del barrio Las Rosas, de Ugarteche, en el departamento Luján de Cuyo, a unos 20 kilómetros de la capital provincial.

Según fuentes judiciales, la victima sufrió varios golpes en su rostro y murió a raíz de una herida cortante en el cuello.

“Hace dos semanas, Ayelén denunció al padre por abuso. Eso nos contaron. El lunes la policía lo soltó no sé por qué y parece que volvió. Anoche vimos que había policía acá», contó hoy a la prensa una vecina del barrio Las Rosas.

La joven, cuya madre la abandonó junto a sus hermanos hace varios años, tenía una beba de poco más de un año de un hombre que también la dejó hace meses y que hoy se acercó al lugar del crimen para ver a su pequeña hija.

Según relató la propia Ayelén en sus redes sociales, había realizado la denuncia por abuso contra su padre para su protección y por la de un hermano menor, y no contaba con el apoyo de sus hermanos mayores.

Ayelén es la tercera mujer hallada asesinada esta semana en Mendoza, ya que el lunes fue encontrado el cuerpo de Janet Zapata (29) en Lavalle y ayer el de Julieta González (21), en Cacheuta, todos ellos investigados por la fiscal Claudia Ríos.

A raíz de ello, distintas organizaciones convocaron para esta tarde a una marcha que se iniciará a las 18 en el cruce de Garibaldi y San Martín, de la ciudad de Mendoza.