La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, coincidieron hoy en la necesidad de «coordinar las acciones tendientes a luchar contra el narcotráfico» tanto en el ámbito «territorial como judicial», evitando las «viejas estructuras» que impiden la investigación y la condena real del delito.

La definición fue expuesta en el marco de la III Reunión del Consejo de Seguridad Interior desarrollada en el hotel Howard Johnson de Pilar, donde asistieron los ministros de Seguridad de todas las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, así como también secretarios y subsecretarios del Ministerio de Seguridad y los jefes de las cuatro fuerzas federales y de las policías provinciales.

Durante el evento, donde se presentó el Protocolo de Actuación para las Fuerzas de Seguridad y Policiales para la Investigación y Proceso de Recolección de Pruebas en Ciberdelitos, Vidal destacó la «importancia de la perseverancia en la coordinación de todas las fuerzas federales para luchar contra el narcotráfico», mientras que Lorenzetti advirtió que «el crimen no debe estar organizado y el Estado desorganizado».

En el mismo sentido se pronunció Bullrich, quien destacó que el encuentro reunió «por primera vez en la historia a los jefes policiales» de cada jurisdicción.

Vidal dijo además que «es muy bueno este encuentro para trabajar sobre una agenda concreta, todos queremos combatir el delito, el tema es ver cómo hacerlo».

«Tenemos muchas cosas para aprender unos de otros, compartir lo bueno y lo malo que nos pasa y dar respuestas comunes a los ciudadanos es lo fundamental. Como provincia de Buenos Aires nos preocupan todos los delitos, y en particular el narcotráfico», indicó.

También resaltó que se desmantelaron «bandas de narcotraficantes», pero que «la clave es la persistencia, porque no se puede creer que se va a resolver el problema con una o dos intervenciones masivas, sino que hay que coordinar además ese trabajo con el sector judicial».

«Para nosotros es fundamental el compromiso de las fuerzas federales para tener mucha presencia en el conurbano y en la ciudad de Mar del Plata, que es donde hay más tasas de delitos», destacó.

Vidal añadió que «los gobernadores, el Presidente (Mauricio Macri), el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti…, todos, se han mostrado muy activos en la lucha contra el narcotráfico, así que somos mayoría, por eso es fundamental la persistencia», insistió.

En tanto, Bullrich calificó como un «orgullo» que «por primera vez en la historia participen de un encuentro de seguridad no sólo los secretarios y ministros de cada provincia sino también todos los jefes policiales».

«En este Consejo se trabaja y estudia lo que la ley de seguridad interior destaca, que es el esfuerzo nacional de policías. Tenemos la obligación por ley de trabajar en conjunto y el deber de hacerlo para nuestra gente», manifestó la ministra.

Señaló también que se trabaja «en las fronteras, en Jujuy, Salta, Corrientes y Misiones, en el control de entrada y salida de narcóticos y en la trata de personas» y que «los problemas en el sur, donde hay en muchos casos una alta conflictividad, se aborda la salida de la droga por Mendoza, Neuquén y Río Negro», por lo que llamó a «trabajar en conjunto» con las autoridades nacionales.

Por su parte, Lorenzetti sostuvo que «Argentina es un país federal y tenemos que entender que esto es una realidad, por eso es importante poder ver a las fuerzas de seguridad junto al Poder Judicial» y dijo que las primeras «necesitan de todo nuestro reconocimiento y respaldo».

El magistrado indicó que «cuando hablamos de problemas de seguridad estamos hablando de la vida y la libertad de las personas, pero en el área de narcotráfico esto es más extenso, porque no sólo afectan eso sino también su futuro, hoy está en juego el futuro de muchos niños».

«Esto afecta la sociedad, la economía y el país, por eso acá no puede haber diferencias políticas, partidarias, lo que está ocurriendo es que los problemas que tenemos de crimen organizado han enfrentado muchas veces al Estado desorganizado y no puede pasar, que el crimen esté organizado y el Estado desorganizado», analizó.

Advirtió que existe una «estructura de división juridiccional y política que no coincide» con las necesidades actuales, por lo que convocó a conformar una estructura «acorde» a la lucha de los problemas que van surgiendo.

«Las divisiones en la Justicia por competencia o las territoriales vienen de hace tiempo, por eso hay que armar estructuras en función de los problemas y no a la inversa», manifestó.

Por su parte, el Secretario de Seguridad, Gerardo Millman, sostuvo que «es muy importante la visión que tienen todos los que integran las fuerzas de seguridad sobre temas como los delitos complejos, teniendo en cuenta los avances científicos y tecnológicos, algo que permite avanzar en los debates y acuerdos entre los territorios y el gobierno nacional para luchar contra el delito».

Finalmente, el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, destacó el «trabajo articulado entre municipio y Nación contra el crimen organizado para tomar protocolos de actuación e ir mejorando la legislación y generar un mejor sistema de información, para dar respuestas cada vez más eficaces».