Aplicar la Ley Israelí

893

[av_heading tag=’h3′ padding=’10’ heading=’Aplicar la Ley Israelí’ color=» style=» custom_font=» size=» subheading_active=» subheading_size=’15’ custom_class=»][/av_heading]

[av_one_fourth first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=»]

[av_testimonials style=’grid’ columns=’1′ interval=’5′ font_color=» custom_title=» custom_content=»]
[av_testimonial_single src=’24640′ name=’Alejandro Grandinetti’ subtitle=’Diputado Nacional’ link=’http://’ linktext=»][/av_testimonial_single]

[/av_testimonials]

[/av_one_fourth][av_three_fourth min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=»]
[av_textblock size=» font_color=» color=»]
Tomar la experiencia de Israel para prohibir la circulación de drogas químicas no autorizadas. De eso se trata. ¿Por qué? Porque la norma implementada en Israel hace tres años redujo notablemente los niveles de circulación de las drogas de diseño en ese territorio. ¿De que se trata? En primer lugar, la incautación de cualquier sustancia o pastilla de pública circulación que no pueda acreditar legalmente su origen y composición, independientemente de que aún no este denominada como droga prohibida. Esto es sumamente importante porque se trata de drogas muy difíciles de tipificar, dado que los productores van alterando su conformación química molecular para dificultar su detección y porque, entre otras cuestiones, su producción es mucho más amplia y no proviene de ámbitos geográficos tradicionales.

En segundo término, la normativa obliga a la identificación de quien la portaba, a la aplicación de una multa económica y al otorgamiento de un plazo de 180 días para que pueda demostrar que no se trataba de una sustancia nociva para la salud. En tanto, si a posteriori se confirma que efectivamente se trata de una droga perjudicial compuesta por precursores prohibidos, deberá cargar, además, con una causa penal en su contra por narcotráfico.

Lo más novedoso tiene que ver con que esta ley “invierte la responsabilidad probatoria, obligando a los portadores a ser ellos quienes deban presentar toda la documentación pertinente para demostrar que no se trataba de drogas ilícitas, y el Estado sólo debe evaluar esas pruebas para determinar si habilita o no la devolución de las sustancias”.

Lo principal que obtendría esta iniciativa es la posibilidad de “quitar rápidamente del mercado la circulación de drogas prohibidas que pongan en riesgo la vida de sus consumidores, tal como ocurrió en la fiesta de Time Warp, y llevará, a su vez, a un ordenamiento de la salud pública porque habrá muchísimos más controles y sanciones”.

El tercer y último punto es que tiene que ver con la celebración de diferentes convenios con los principales portales de búsqueda por internet (Google, Yahoo, etc) para exigir el bloqueo de publicidad u oferta de todas las pastillas o drogas sintéticas, hasta tanto se demuestre fehacientemente que esos productos no son nocivos para la salud.

(*) Diputado Nacional.
[/av_textblock]
[/av_three_fourth]