Estela López, un misterioso crimen que conmueve a Santiago del Estero

1395

El asesinato de la empresaria Estela López ha conmocionado a la opinión pública de la provincia, pues se trata de una conocida familia y los crudos ribetes que rodearon este hecho de sangre, pues se supo que a la mujer, de 55 años, la mataron de 20 puñaladas.

EMPRESARIA

El miércoles pasado, cuando Nahuel Auat, de 25 años, hijo de la mujer asesinada, irrumpió en la vivienda de la calle San Martín 318, encontró la puerta sin llave, apenas «apoyada», y manchas de sangre en varias partes de la casa. Al ingresar se topó con el cuerpo de su madre rodeado de un charco de sangre y con un cuchillo clavado en el pecho.

El momento de la muerte de Estela López ocurrió alrededor de las 15 del miércoles y la cantidad de puñaladas que su cuerpo tenía ascienden a veinte.

Los investigadores no encontraron signos de violencia en la puerta de ingreso, por lo cual entienden que la víctima conocía a su o sus victimarios.

Estela López había enviudado hacía poco más de dos años. Su esposo, un fuerte empresario local de apellido Auat, dedicado al rubro del carbón, postes, durmientes y todo lo que el monte santiagueño daba como materia prima, había perdido la vida en un accidente en una ruta santiagueña. Desde ese entonces, Estela y su hijo Nahuel se habían hecho cargo del negocio familiar.

Nahuel había salido muy temprano el pasado miércoles hacia la localidad de Monte Quemado, a 337 kilómetros de esta capital, una zona muy prolífera en montes vírgenes y en donde los Auat tenían centrada gran parte de su empresa.

La muerte de su esposo había dejado muy sensibilizada a Estela, por lo que cada vez que su hijo iba a conducir en la ruta, ella lo llamaba en cada tramo para saber si estaba bien. Y este caso no había sido la excepción, solamente que desde un principio, Estela no respondía los mensajes ni las llamadas a su celular ni al teléfono fijo de la casona de San Martín 318, a pocas cuadras del centro santiagueño.

567ded83e3muerte1

Cuando Nahuel llegó ese miércoles, pasadas las 23, a su casa, donde vivía solo con su madre, e intentó meter la llave advirtió que la puerta estaba cerrada, sin llave, y al caminar unos pasos fue encontrándose con el piso ensangrentado, con gotas aisladas de sangre.

Ese camino que fue siguiendo lo llevó hasta el cuerpo sin vida de su madre con una cuchilla de la casa, del tipo carnicero, que tenía clavado en su pecho. Horas después, desde el Cuerpo Médico Forense se informó que la mujer tenía 20 puñaladas en el cuerpo.

Los investigadores, al no encontrar signos de violencia en la puerta de ingreso es muy probable que  Estela López «haya conocido a su o a sus victimarios».

Se supo además que en la vivienda, a pocos metros del cuerpo de López, se halló un bolso con ropa de hombre sin uso, tratándose de una camisa, un pantalón y un par de zapatos, así como, dentro del mismo bolso, un número importante de sachets con estimulantes sexuales en gel.

Al no haber sido robado ningún objeto de la casa, removido o tomado por el o los autores del asesinato, la hipótesis de los investigadores es que el robo quedaría descartado, por lo que las primeras preguntas al hijo de la mujer asesinada tenían que ver con amenazas, presencias extrañas en la zona que haya advertido, a lo que el joven respondió no tener conocimiento alguno.

2133850w620

El juez del Crimen de Cuarta Nominación, Miguel Ángel Moreno, conduce la investigación que llevan adelante los detectives de la División Homicidios y Delitos Complejos, de la División Criminalística, y en las próximas horas se esperan posibles detenciones, al tiempo que trascendió que Moreno ya ordenó investigar el círculo íntimo de la víctima. (Fuente La Nación)