Jurado popular declaró culpable a un hombre por el femicidio de su expareja en Entre Ríos

158

Un jurado popular declaró ayer culpable a un hombre por el femicidio de su expareja, una mujer de 34 años asesinada a puñaladas delante de cuatro de sus seis hijos en su casa de la ciudad entrerriana de Villaguay, en febrero de 2020.

Se trata de Máximo Alejandro Delgao (32), quien fue acusado por el delito de “homicidio doblemente agravado por haber mediado una relación de pareja con la víctima y haber sido cometido en contexto de violencia de género», en perjuicio de Viviana Barreto (34).

Fuentes judiciales informaron que el próximo viernes se realizará la denominada audiencia de cesura, donde se fijará la condena que deberá cumplir el imputado.

El debate comenzó el lunes último con la selección de los integrantes del jurado popular, 12 titulares y 4 suplentes en igualdad de género, durante la denominada audiencia de Voir Dire.

Las audiencias de debate fueron presididas por el juez Mariano Sebastián Martínez y se realizaron en el Centro de Convenciones de Villaguay.

En representación del Ministerio Público actuaron la fiscal Nadia Benedetti y el fiscal Leandro Dayub; por la querella los abogados Carlos Florencio Montiel y Juan Pablo Cosso, y como defensores de Delgao la abogada María Laura Barbar y el abogado Roberto Van Opstal.

El hecho ocurrió entre las 20 y 20.30 del domingo 9 de febrero de 2020 en una vivienda ubicada sobre calle Udrizar, frente a la escuela «Provincia de Salta» y a metros de la reserva de animales «La Chinita», en la zona noreste de dicha ciudad de Entre Ríos.

En momentos en que Barreto estaba junto a cuatro de sus seis hijos menores de edad, la mujer fue atacada a puñaladas en el interior de su casa.

Cuando los efectivos de la comisaría 1ra. de Villaguay fueron alertados del ataque y se trasladaron hasta la vivienda hallaron a la mujer con heridas de arma blanca en la espalda y la cabeza, y junto a ella su expareja.

Según las fuentes, sin mediar palabra, el hombre se efectuó un corte en el cuello con un cuchillo, delante de los policías.

Ante esta situación, ambos fueron trasladados al hospital «Santa Rosa» de Villaguay, donde Barreto murió en la madrugada siguiente a raíz de las heridas.

Por su parte, el hombre fue derivado al hospital Delicia Masvernat de Concordia, donde quedó internado con custodia policial.

El subjefe de la policía departamental, Walter Reisenauer, había dicho a la prensa que el detenido había sido denunciado por violencia familiar en agosto de 2019.

Además, en noviembre de ese mismo año la mujer lo volvió a denunciar por violencia y solicitó medidas de restricción de acercamiento, que vencían la próxima semana al crimen.