Los cuerpos hallados en canales de riego de Jujuy pertenecen a una pareja que estaba desaparecida

112

Los dos cuerpos hallados este pasado miércoles en canales de riego del sur de la provincia de Jujuy pertenecen a una pareja que se encontraba desaparecida desde el pasado fin de semana, informaron hoy fuentes de la investigación.

Se trata Myriam Edith Arce Mamaní (39) y Rubén Concepción Choque (60), quienes eran intensamente busca desde el pasado 7 de mayo, luego de que familiares de la mujer denunciaran su desaparición en una comisaríal de la capital jujeña, dijeron los voceros.

La confirmación de las identidades se realizó tras el análisis de las huellas dactilares de ambas personas, al tiempo que los familiares de los fallecidos acudieron a la morgue judicial y los reconocieron.

Asimismo, las fuentes consultadas por Télam indicaron que en los próximos días se realizarán las autopsias pertinentes para determinar las causas de las muertes, si se trató de un accidente o de un hecho criminal.

La investigación del caso está a cargo del fiscal Especializado en Delitos Graves contra las Personas y Homicidios, Diego Cussel, quien brindará información una vez que se realicen los dos exámenes forenses.

Los cuerpos de la mujer y el hombre fueron encontrados en la tarde del último miércoles en canales de riego cercano a la capital jujeña por efectivos que realizaban rastrillajes en ese cauce.

De acuerdo con el informe policial, Mamaní fue hallada en un canal de la localidad de El Ceibal, departamento San Antonio, a unos 12 kilómetros al sur de la capital jujeña.

En tanto, Choque fue encontrado en el mismo cauce de agua, pero en cercanías de la ruta provincial 42, en el ingreso del Barrio 23 de Agosto de la ciudad de El Carmen, en la misma región.

El lunes pasado se recibieron dos denuncias en comisaría en la 46 del barrio Alto Comedero por la desaparición de estas personas, momento en el que un comité provincial de búsqueda de personas inició la pesquisa.

“Se hallaron los cuerpos de dos personas, una de sexo femenino y otro masculino en un canal de riego distanciadas entre sí por lo que se procedió el levantamiento de los cadáveres”, confirmó a Télam un vocero de la investigación el pasado miércoles.

Desde ese momento, la fiscalía dispuso el traslado de los cadáveres a la morgue judicial del barrio Alto Comedero, donde aún permanecen para la realización de la autopsia y así determinar las causales de los decesos.

“Se convocó a familiares de una mujer que se encontraba desaparecida desde el 7 de mayo último a los efectos de reconocerla”, manifestaron las fuentes consultadas, al tiempo que agregaron que a simple vista los cuerpos “no registraban signos de violencia”.