Hubo 161 denuncias por intentos de femicidios en la Línea 144

185

Durante los primeros cinco meses de este año 161 mujeres denunciaron intentos de femicidios en la línea 144 de la provincia de Buenos Aires, según el relevamiento difundido por el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense.

La principal modalidad de intento de femicidio fue la asfixia o ahorcamiento; seguida por el uso de arma blanca o armas punzocortantes; las palizas que terminan con el desvanecimiento: el intento de prender fuego a la mujer; el uso de arma de fuego y el intento de atropello con un automotor.

Así lo revela el Informe sobre los intentos de Femicidios Identificados en la Línea 144, según los llamados recibidos entre enero y mayo de este año.

En ese período se atendieron 9085 consultas por situaciones de violencia en razón de género y casi un 5 por ciento, es decir 443 de esas consultas, refirieron 161 intentos de femicidio.

«La Línea 144 recibió 161 casos en los primeros cinco meses del año que pueden caracterizarse como intentos de femicidio. A partir del trabajo del Ministerio, aquello que empieza con un llamado, la mayoría de las veces no termina en un femicidio, sino que se logra salvar las vidas de las mujeres», puntualizó la ministra de Mujeres bonaerense, Estela Díaz.

El 86 por ciento de esas llamadas buscaban asesoramiento sobre situaciones de violencia de género; un 12 por ciento denunciaban emergencias; un 1 por ciento otros temas y el 1 por ciento restante no se tienen datos, detalla el informe al que accedió Télam.

El 78 por ciento de las llamadas, las efectuó la propia persona en situación de víctima de violencia de género.

Las llamadas provinieron de 51 distritos de la provincia de Buenos Aires, el 70 por ciento de los cuales se concentra en 15 de ellos, siendo La Plata el partido que concentra la mayor cantidad de llamadas, seguido de General Pueyrredón, Almirante Brown, José C. Paz y La Matanza.

Las franjas etarias de 36 a 40 años y de 41 a 45 años, son las dos que más porcentajes de llamadas concentran.

En un 92 por ciento de los casos la agresión proviene de la pareja y la ex pareja.

Al relevar el tipo de violencia ejercida, el informe arroja que la violencia doméstica fue la modalidad expresada en el 94% de los casos, mientras que la violencia psicológica se manifiesta en el 99% de las consultas, seguida por la violencia física (98%), simbólica (81%), económica y patrimonial (41%) y sexual (22%).

En los intentos de femicidios se registraron además otros factores de riesgo; en un 87 por ciento de los casos amenazas de muerte previas; en un 77 por ciento lesiones; en un 70 por ciento presencia de menores y en un 50 por ciento uso de armas.

«En el 57 por ciento de las consultas por intentos de femicidio las mujeres habían realizado denuncias previas; y en un 30 por ciento el intento de femicidio se dio en el marco de medidas cautelares vigentes, siendo la restricción perimentral la principal de ellas en un 24 por ciento de los casos», precisó el informe.

En la mayoría de los casos se registró violencia psicológica y física, en un 98 por ciento.

El informe analiza además las «marcas de la violencia», las secuelas físicas y psicológicas que padecen las mujeres: problemas para conciliar el sueño, alerta permanente, nervios, heridas de fuego, quebraduras de brazos, pérdidas de dientes y heridas que requieren internación, entre distintas consecuencias.

«Necesitamos mirar con agudeza los fenómenos que están aconteciendo porque este tipo de trabajos nos da herramientas concretas para las intervenciones públicas en la problemática de las violencias» agregó la ministra Díaz.