Caso Mühlberger: clausuran farmacias que trabajaban con la clínica

178

A raíz de los elementos secuestrados en la clínica de salud estética Mühlberger por orden de la titular de la Fiscalía PCyF N° 11, Dra. Valeria Massaglia, se pudo identificar numerosos productos provenientes de farmacias cercanas al establecimiento, lo cual hizo dirigir un aspecto de la investigación hacia tales lugares.

“Esta tarde (por el viernes) clausuramos dos farmacias que trabajaban con la clínica del Dr. Muhlberger, que recibían sus recetas con indicaciones de compuestos y mezclas para consumo de los pacientes” señaló el Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques.

La fiscal Massaglia ordenó sendas inspecciones a las farmacias en cuestión. Una de ellas bajo el nombre Michel Saint Martin, ubicada en la calle Austria al 2200 de esta ciudad. Allí se encontraron copias de recetas firmadas por Mühlberger con pedidos de fórmulas y componentes.

Por tal motivo, se ordenó el secuestro de la computadora del lugar, a través de la cual se realizaban los pedidos. Asimismo, el Ministerio de Salud clausuró el establecimiento por razones de higiene y seguridad y diversas irregularidades como falta de libro de asientos de recetas, frascos farmacéuticos sin rotular y sin la resolución correspondiente de la Anmat y existencia de drogas vencidas. Por las mismas razones, también fue clausurada otra farmacia, ubicada en la Av. Rivadavia al 4500, en el barrio de Almagro.

Con respecto a la Clínica, pesa sobre la misma además de la clausura judicial ordenada por la fiscal Massaglia, una clausura administrativa por parte de la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad. Se determinó que ninguna de las médicas del lugar tienen la habilitación correspondiente para trabajar, solo la tiene la nutricionista de la clínica, la única de nacionalidad argentina y con título expedido por autoridades locales.

También se estableció que el Dr. Mühlberger solicitó iniciar los trámites de habilitación por rubro médico del lugar el 13 de mayo, es decir, un día antes del allanamiento a la clínica.

“Aparecen testigos y víctimas todo el tiempo. He recibido llamados de personas que dicen haberse atendido ellos mismos o sus parientes” señaló Mahiques.