«No es verdad que eché a los extranjeros que llegaron a La Quiaca», dijo el gobernador de Jujuy

803
El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, afirmó que «no es verdad» que expulsó a extranjeros que llegaron a La Quiaca, luego de que ayer un micro que había partido de la capital jujeña con 62 pasajeros a bordo, en su mayoría ciudadanos peruanos, venezolanos, brasileños y colombianos, fuera detenido cuando circulaba por la avenida General Paz.

«La voluntad de las personas que estaban circunstancialmente en La Quiaca era salir de la Quiaca», aseveró Morales en declaraciones formuladas esta mañana a Radio La Red, en las que afirmó: «No es verdad que eché a los extranjeros que llegaron a La Quiaca».

Incluso, el mandatario jujeño señaló que, para la realización del viaje, contó con «la autorización de la CNRT», la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y que los pasajeros habían cumplido con la cuarentena en el territorio provincial.

Ayer, el micro con 62 pasajeros a bordo fue detenido cuando circulaba por la avenida General Paz, en el barrio porteño de Saavedra, a pesar de que se encuentra en vigencia el decreto de aislamiento preventivo y obligatorio por el coronavirus, informaron fuentes policiales y oficiales.

El micro, que había partido de la ciudad de San Salvador de Jujuy, fue detenido cerca de las 15 por personal de la Policía de la Ciudad en el marco de un operativo de control en el cual participó personal del SAME y de Migraciones, como así también autoridades judiciales, que ahora analizan si los pasajeros se dirigían a las embajadas de sus respectivos países para poder regresar a sus casas.

«La voluntad de los venezolanos en tránsito era ir a Buenos Aires», explicó hoy el gobernador jujeño y sostuvo, asimismo, que «la gente de Colombia» había ido «a ver un partido de Boca», y, cuando volvían a sus hogares, la medida del aislamiento preventivo y obligatorio, los encontró en La Quiaca, por lo que pidieron volver a Buenos Aires.

Morales explicó que todos los integrantes del micro «habían hecho la cuarentena, les asignamos hotel que fue pagado por la provincia, la comida, la atención sanitaria en función de los protocolos, e inclusive para este viaje está la autorización de la CNRT».

«Las autoridades de seguridad del Gobierno sabían desde el día anterior la existencia de ese colectivo», aseveró el gobernador de Jujuy.

Además, Morales rechazó la denuncia realizada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que, junto a otras organizaciones, presentó ayer un habeas corpus por la situación de los migrantes del micro, por considerar que se trató de «un traslado compulsivo que no está avalado por las medidas sanitarias vigentes».

Para el gobernador jujeño, las críticas se deben a que «el CELS tiene un tema con Jujuy desde lo de Milagro Sala», la dirigente social detenida en la provincia.

Por último, Morales también habló de las medidas para frenar el coronavirus en el país y planteó que «lo que faltan son hisopos» para hacer los tests: «Cuestan centavos y no hay, y estamos buscando hasta en China», dijo.

En este sentido, indicó que llegaron «1.000 test del Malbran (en referencia a los kits), pero 250 hisopos», con lo cual -indicó- «podemos hacer solamente 250 tests».