Más de 300 guardias entrenan para la primera cárcel juvenil de Sudamérica

680

La cárcel juvenil de Campana, la primera de Sudamérica que alojará a delincuentes de 18 a 21 años, se prepara para recibir a los primeros presos. Los 259 guardias penitenciarios que fueron asignados a la Unidad N ° 57 -a los que se sumarán 59 oficiales recién egresados- iniciaron la etapa de especialización en estrategias asistenciales y tratamentales.

Según fuentes penitenciarias, los agentes están siendo capacitados específicamente en el marco del Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes Adultos (PIATJA) en Derechos Humanos en contexto de encierro, justicia restaurativa, juventud y delito, consumos problemáticos y violencia, y en salud mental. Además, los funcionarios reciben academias a cargo de los titulares de las distintas secciones del penal y participan de actividades de educación física.

La carcel juvenil de Campana tiene capacidad para 616 internos en cuatro módulos de seis pabellones cada uno. En este penal serán alojados jóvenes adultos con penas menores a cinco años, detenidos por delitos relacionados con el robo, hurto o encubrimiento, y que firmen un acta de conformidad para ingresar al programa, según publica el diario Perfil.

De acuerdo a las fuentes, los internos tienen que respetar pautas de convivencia relacionadas con la no violencia, el no consumo de sustancias prohibidas, higiene y mantenimiento de las instalaciones. Si no cumplen lo pactado serán trasladados automáticamente a otra unidad penitenciaria.

Al respecto, el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, dice que “esta Unidad pondrá foco en la plena ocupación de sus residentes con un abordaje asistencial intensivo”.

Los presos están obligados a asistir regularmente a las actividades educativas y laborales dentro del penal.

En las cárceles dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense ( SPB ) se encuentran privados de libertad 3402 internos jóvenes adultos, de los cuales un 6 por ciento tienen 18 años, 18 por ciento 19 años, 33 por ciento 20 años y 43 por ciento 21 años.

La Unidad 57 está preparada para ofrecer a los internos educación, talleres de trabajo, actividad deportiva y tratamiento en adicciones y en educación sexual y reproductiva.

En esta unidad los detenidos podrán jugar al fútbol, básquet, vóley, boxeo, ajedrez y rugby, y realizar prácticas de yoga y meditación