Una médica quiso escapar de un asalto y cayó por las escalera

795

Una médica vivió un pésimo momento en su casa de la ciudad de La Plata, cuando ayer a la mañana al menos un delincuente entró a robarle. Espantada, la víctima cayó por unas escaleras cuando se cruzó con el intruso y corrió pidiendo auxilio a los gritos.

Todo pasó en la mañana de ayer, cuando la mujer, de 60 años, se encontraba en su departamento de las calles 61 entre 9 y 10 y se topó sorpresivamente con un ladrón.

Según pudieron reconstruir voceros policiales, los delincuentes eran dos, aunque no irrumpieron juntos, sino que el otro se quedó en la calle esperando.

La típica “campana” que sirve para alertar al cómplice de algún contratiempo, en este caso fue contraproducente, porque algunos testigos lo vieron y se pusieron en alerta.

El sujeto que ingresó en la casa tiene 22 años. Primero se metió por una ventana -no trascendió si forzó o rompió algo- y luego se dedicó a revisar algunos sectores del lugar. Así alcanzó a apoderarse de unos mil pesos.

Mientras, la profesional nunca se había dado cuenta de esa presencia, de acuerdo a lo dicho por voceros policiales. Más bien, la mujer se encontró inesperadamente con el desconocido, y eso la aterró.

Tan intenso fue el susto que le dio, que “cuando lo vio, salió corriendo para las escaleras, se trastabilló y se golpeó en varias partes del cuerpo”, aseguraron voceros de la jurisdicción.

El intruso supo que debía irse de inmediato y eso hizo. Volvió a salir por la ventana donde había entrado y se escapó por los techos de las casas aledañas.

A todo eso, algunos vecinos que estaban siguiendo de cerca la situación y habían avisado al 911, vieron cómo el fugitivo iba sorteando paredes para luego bajar a la calle.

Los dos ladrones se reunieron de nuevo y emprendieron la fuga, rumbo a la zona de la plaza Máximo Paz, de 13 y 60.

Ese mismo trayecto hicieron los policías de la zona, que lograron identificarlos gracias a las descripciones de los testigos: un buzo bordó y unas zapatillas flúo fueron evidencias que los comprometieron.

El de 22 años que había entrado a robar estaba acompañado por uno de 16. El mayor de ambos era el que tenía la plata que le robaron a la médica, identificada por fuentes oficiales como María Angélica Castro.

Los dos asaltantes quedaron demorados en la comisaría.