Detuvieron a un nigeriano que estafaba viudas en el centro porteño

685

La Policía de la Ciudad detuvo a un hombre imputado por numerosas estafas y que además contaba con pedido de captura nacional e internacional, en las inmediaciones de la estación Carlos Pellegrini, de la línea «B» de la red de subterráneos.

La División Investigaciones Subte de la Policía de la Ciudad pudo determinar el modus operandi de un hombre de nacionalidad nigeriana. El mismo, citaba a sus víctimas en la puerta de la estación del metro porteño, para luego mediante engaños y ardides, lograr perpetrar sus ilícitos.

Luego de varias semanas, observaron a una persona que reunía las mismas características físicas que el denunciado deambulando por el hall denotando cierto nerviosismo y mirando para todos lados. Luego de manipular su teléfono y acordar aparentemente un nuevo punto de encuentro, el hombre subió las escaleras para encontrarse en la puerta de un local de comida rápida con una mujer.

Luego de entrevistarse con ella, recibió de parte de la mujer un sobre de papel madera que guardó en uno de los bolsillos interiores para luego de despedirse, abandonar el lugar para ingresar nuevamente en la estación de SUBTE.

Una vez allí, repitió sus movimientos de forma nerviosa y luego de mantener una breve comunicación telefónica, salió de la estación para encontrarse con otra damnificada. En este caso, la mujer luego de contar el dinero a la vista de todos se lo entrego al hombre de origen africano que lo guardó en uno de sus bolsillos.

En ese instante el personal policial se identificó para entrevistar a las dos personas por separado. La mujer manifestó que el hombre era un gestor aduanero que la ayudaría con los trámites de una encomienda que esperaba desde Irak.

Luego se realizó la requisa correspondiente encontrándole en el interior del bolsillo de su campera dinero en efectivo la suma de $ 1.400, mientras que en el interior de su bolso extrajo $ 4.000, y un sobre de papel madera de color marrón en cuyo interior se hallaba la suma de 1.600 dólares, dos teléfonos celulares, una billetera con un DNI extranjero, cinco chips de telefonía celular; una credencial del Hospital Español a nombre de una mujer, tres comprobantes de cambio de dinero “Western Unión”; una fotocopia de DNI y un sobre con 1.600 dólares.

Luego se procedió al allanamiento del domicilio del imputado ubicado en el barrio Lanús, en donde se secuestró 140.000 dólares apócrifos y dos kilos y medio de anfetamina valuada en aproximadamente en dos millones de pesos.

Se realizó consulta con el Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nª8 a cargo del Dr. Gustavo Meirovich ante la secretaria N°170 a cargo del doctor Diego Hernández y el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°33 a cargo del doctor Gustavo Dierreti ante la secretaria N°16 a cargo de la doctora Lorena, quienes ordenaron la detención inmediata del imputado y el secuestro de todos los elementos pertinentes para la investigación del caso. La causa quedó caratulada como “Averiguación de Estafa”.