El comisario general Fabián Perroni, quien quedó a cargo de la Policía de la provincia de Buenos Aires tras el pase a retiro de Pablo Bressi ocurrido el martes último, aseguró hoy que le «sobran ganas de luchar en contra del delito».

En una entrevista con Radio Mitre, el nuevo jefe de la policía bonaerense dijo estar «honrado» por el rol que cumple en la fuerza y que tiene «directivas de la gobernadora (María Eugenia Vidal) y del ministro (Cristian Ritondo) para luchar contra las mafias y el delito».

«Yo voy a cumplir con la orden que me da el ministro y la gobernadora. Hoy se va el jefe (comisario general) Pablo Bressi que pidió su retiro y quedo a cargo de la fuerza. No tenga dudas que voy a luchar como lo hice en toda mi carrera», dijo Perroni, quien aclaró que «la seguridad (en la provincia de Buenos Aires) es un tema candente siempre» y que él tiene «la experiencia» y le «sobran las ganas para luchar en contra del delito».

En las últimas horas se hizo público que el nuevo jefe de la policía bonaerense estuvo involucrado en una investigación por supuestos apremios ilegales a comerciantes en la ciudad de La Plata, pero Perroni se desligó de esa denuncia.

«Hubo una denuncia de apremios por parte de delincuentes que estaban detenidos. Nunca cometí ese hecho, nunca cometí ese delito. Fui totalmente desvinculado cuando se hizo la ronda de reconocimientos», explicó el comisario general, quien agregó que también quedó «excento» de una sanción por parte de Asuntos Internos, que había iniciado una investigación administrativa.

«Nunca fui condenado y nunca fui sancionado por una investigación de Asuntos Internos», afirmó el jefe policial, tras lo cual agregó que es «un hombre que siempre trabajó en la calle, de ninguna manera cometí delitos o hechos que sean irregulares, mi lucha siempre fue contra los delincuentes y no pienso bajar los brazos».