«La mataron como a un perro», dijo la madre de la chica embarazada asesinada

946

La adolescente de 15 años embarazada que fue asesinada en Lomas de Zamora recibió un tiro en la nuca que el atacante le efectuó con su mano derecha y el arma apoyada, mientras la sujetaba con la otra mano para evitar que escapara, según determinaron los peritos que realizaron la autopsia, informaron hoy fuentes policiales.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, advirtió hoy que analizará la actuación de los policías que debían estar en la zona de Ingeniero Budge, donde asesinaron a Jenifer Geraldine Trillo.

Ritondo reconoció que en el combate contra la delincuencia «el cambio no es un día para el otro» en la provincia de Buenos Aires, aunque destacó que en el primer año de gestión de María Eugenia Vidal «el 68 por ciento de los homicidios fue esclarecido».

El funcionario aseguró que la división Asuntos Internos de la Policía Bonaerense comenzó a evaluar la actuación de los agentes que tenían que estar en la zona cuando ocurrió el asesinato de la adolescente en ocasión de robo, concretado a las 7.15 de ayer, y que se estaban revisando las cámaras de seguridad del lugar.

Además, reveló el resultado de la autopsia al cadáver de la víctima, finalizada este mediodía, según la cual la adolescente Jenifer Geraldine Trillo Julio murió de un balazo en la cabeza, «sin orificio de salida», y no de un culatazo. Ritondo admitió radio Mitre que era inadmisible el caso de la chica de 15 años asesinada cuando aguardaba un colectivo con su madre para ir a un control prenatal en Capital Federal.

«Es una zona muy complicada ésa (por la de la intersección de Montiel y Virgen de Itatí). Reforzamos la seguridad con fuerzas federales. El cambio (en la materia) no es de un día para el otro», agregó el ministro.

Por su parte, Roberta Calsin, la madre de la chica asesinada en Ingeniero Budge, dijo que a su hija la mataron «como a un perro» y denunció que en esa zona hay «muchos delincuentes perdidos por la droga».

La mujer habló por C5N luego del episodio ocurrido en la parada de colectivo de la línea 532, situada en el cruce de Montiel y Virgen de Itatí, de esa localidad del partido de Lomas de Zamora, donde su hija Jenifer Geraldine Trillo Julio (15), embarazada de cinco meses, fue asesinada por ladrones que intentaron robarle la mochila.

«Le arrancaron la mochila y por no poder quitársela le dieron tres culatazos en la cabeza», recordó, y agregó: «La mataron como un perro, agarraron el bolso y se fueron corriendo». La mujer también dijo que a su hija «ya se le notaba la panza» y que a los delincuentes «no les importó nada». Calsin contó que los atacantes «tienen más de veinte años», que «estaban bien vestidos y armados» y que «venían caminando despacio» por la vereda de enfrente justo antes de que asesinaran a la joven.

«No hay policías por ahí y hay muchos delincuentes perdidos por la droga», denunció.

En relación a la investigación, la madre de la adolescente comentó que en el momento del crimen «había una señora y dos personas más» cerca del lugar, quienes podrían declarar como testigos, y que durante las últimas horas les dio «información a los policías para que empezaran a dibujar a los asesinos» y se elabore un identikit.

Tras el crimen, la joven fue trasladada al Hospital Municipal Materno Infantil Oscar Alende por un vecino, donde llegó sin vida, y su madre fue atendida por una descompensación que sufrió a raíz del episodio.

El caso es investigado por la Unidad Fiscal 7 de Lomas de Zamora, a cargo de Gerardo Loureyro y Gabriel Lo Schiavo, que ordenó que se realice la autopsia de la chica para determinar claramente los motivos de la muerte y caratuló inicialmente el caso como «homicidio».