Patricia Bullrich: «Si comete un delito grave a los 15 años ahora va a tener consecuencias graves»

9216

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, avanzó en el debate sobre una baja de la de la edad de la imputabilidad y cómo enfrentar el fenómeno de la criminalidad entre los menores, al asegurar en Neuquén que «a partir de los 15 años», quien comete un delito grave, «va a tener consecuencias graves».

«Estamos mandando una ley al Congreso que es muy buena y muy inteligente. El objetivo es que haya menos delincuentes. La norma tiene dos objetivos: uno, que todo joven que comete un delito, no importa la edad, va a tener una consecuencia. Sea estudiar, o devolver lo que robó. Y dos, que a partir de los 15 años, si comete un delito grave, va a tener consecuencias graves», detalló.

Bullrich viajó a la capital neuquina para manifestar su apoyo a la candidatura a gobernador del actual intendente Horacio «Pechi» Quiroga, de Cambiemos, que el 10 de marzo competirá contra el actual gobernador Ormar Gutiérrez del Movimiento Popular Neuquino y el representante del peronismo, Ramón Ríoseco.

«Es una provincia que está gobernada por el partido con más años de gobierno de América Latina, y cuando los partidos están tanto tiempo en el poder se confunden con Estado, y eso resquebraja los sistemas democráticos», dedujo la ministra, apuntando al tradicional y poderoso partido provincial de Neuquén.

Bullrich participó de una cena en la que se recaudaron fondos de campaña.

«En nombre de todo el gobierno nacional quiero expresar el apoyo total y absoluto a Pechi Quiroga y a toda la lista que acompaña esta propuesta», manifestó.

«Para nosotros esta es una provincia importante por la proyección productiva, por la inmigración interna, por las potencialidades, y porque necesita un cambio», resaltó.

Quiroga también tuvo palabras que resultaron coincidentes con la línea que viene ejecutando Bullrich en su ministerio: «Si me dan la responsabilidad de ser gobernador, vamos a actuar con firmeza contra el narcotráfico, en el marco de una ley que implica perseguirlos hasta abajo de la cama para llevarlos a la Justicia».

«Les vamos a declarar la guerra a los narcotraficantes», enfatizó el intendente.