La familia del visitador médico pide que detengan al suegro de la víctima

6269

Familiares y amigos del visitador médico asesinado el mes pasado en la localidad de Victoria reclaman la detención del suegro de la víctima como supuesto instigador del crimen, mientras la policía continúa en busca del venezolano prófugo y determinó que logró escapar en remís tras evadir los operativos en la Panamericana.

«Hay un montón de pruebas que lo incriminan al dueño del taller mecánico donde el acusado fue a arreglar el auto. Queremos que la justicia nos escuche», indicó Matías, hermano de Braian Fillip (28), quien recordó que en ese local se secuestró un arma de fuego y se pintó el Fiat Siena presuntamente utilizado en el crimen.

Según el joven, ese taller es propiedad del suegro de Braian y allí trabajaban el venezolano prófugo, Roswil Nelson Belisario Bolívar (31); y Luis Lemez, detenido por su presunta colaboración con el primero y dueño de dicho auto.

«Hasta cinco días después del crimen el venezolano siguió andando con el mismo auto, trabajando de chofer de Uber y ésa es nuestra bronca», sostuvo Matías.

Por su parte, Claudio, el padre de Braian, consideró al dueño del taller como el «autor intelectual» del crimen por los problemas personales que mantenía con su hijo desde hacía unos años.

«Mi hijo dejó embarazada a su hija y él se oponía y quería que aborte porque ella estaba estudiando para azafata y no quería que le corte la carrera. Pero mi hijo se opuso y finalmente tuvieron a su hija», recordó el hombre.

Claudio dijo que una vez avanzado el embarazo, el suegro no dejó que Braian tuviera contacto con su hija, lo que continuó tras el nacimiento de la beba y por ello se inició una causa en el Juzgado de Familia 5 de San Isidro.

Recién después de un año aproximadamente, y a partir de la intervención judicial, el visitador médico pudo ver a su hija y a la madre de la bebé.

En tanto, el abogado Rabinovich adelantó que la semana próxima va a pedir la detención del suegro de Braian porque la familia tiene «la sospecha de que detrás de esto hay un autor intelectual, que actuó directa o indirectamente para inducir al venezolano a cometer el crimen».

Por otra parte, fuentes de la investigación informaron que se determinó que la noche del martes Belisario Bolívar se dirigió en remís hasta la localidad de Garín, partido de Escobar, luego de abandonar el Fiat Siena y escapar a la carrera y descalzo de la Policía que lo perseguía por la Panamericana.

La coordinadora de la remisería confirmó que el prófugo dio su nombre y apellido y número de documento para abordar el auto del alquiler, mientras que el chofer declaró que en el momento no se dio cuenta quién era pasajero, al que le notó rasguños en la cara.

Una vez en Garín, el sospechoso abordó otro remís hasta el Shopping Soleil de Boulogne, añadieron los voceros.

El asesinato fue cometido el 31 de enero alrededor de las 10.15 en General Lavalle al 2800, de Victoria, partido de San Fernando, cuando Fillip (28) fue ejecutado de dos balazos en la nuca mientras estaba arrodillado por un hombre encapuchado.