Un agente de la Policía Federal fue asesinado hoy a balazos cuando realizaba tareas encubiertas en el marco de una causa por narcotráfico en la Villa Loyola, del partido bonaerense de San Martín, informaron fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada por las fuentes como Alan Maximiliano Dolz (21), agente del Departamento Tráfico Ilícito de Drogas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA).

El episodio ocurrió ceca de las 10.20 de esta mañana cuando Dolz y otros dos efectivos policiales se dirigieron en un auto Chevrolet Corsa a realizar tareas de inteligencia a la Villa Loyola en el marco de una causa por narcotráfico a cargo del juez federal 1 de San Martín, Emiliano Canicoba.

Fuentes policiales indicaron que dos de los efectivos ingresaron de manera encubierta a ese asentamiento situado en inmediaciones de las avenidas General Paz y Constituyentes, y fueron atacados a balazos de manera sorpresiva por al menos cuatro delincuentes.

«Iban por uno de los pasillos, Dolz atrás y delante de él uno de sus compañeros. Salieron cuatro o cinco delincuentes, tiraron al agente al piso, le pegaron y le empezaron a disparar. Le dieron como cuatro balazos», dijo a Télam un jefe policial.

El otro policía salió corriendo y efectuando disparos, lo que hizo que los asesinos de Dolz se dispersaran, momento en el que el policía cargó a su compañero herido y lo llevó hasta el auto para trasladarlo a algún centro médico.

El suboficial de Drogas Peligrosas fue llevado de urgencia Hospital Belgrano, de San Martín, donde murió instantes después a raíz de las lesiones sufridas.

Las fuentes revelaron que Dolz y sus compañaros venían trabajando desde el año pasado para la justicia federal de San Martín en la investigación de una red narco en ese asentamiento.

«Estamos tratando de determinar si ya los estaban esperando, si les tendieron una emboscada o si hoy los descubrieron de casualidad», afirmó otro de los jefes policiales que trabaja en la pesquisa.

En principio, el homicidio comenzó a ser investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de turno del departamento judicial San Martín, pero al ocurrir el hecho mientras cumplía funciones en un expediente por narcotráfico, la causa finalmente quedó en manos del juez federal Canicoba, confiaron fuentes judiciales.

A nivel policial, el magistrado dispuso que la investigación quede en manos de la PFA, por lo que ya interviene la División Homicidios y los compañeros de la víctima de la Superintendencia de Drogas Peligrosas.

Dolz es el sexto integrante de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va de 2017 y el segundo perteneciente a la Policía Federal.