Un joven estudiante de arquitectura fue asesinado de un balazo en la espalda por dos homicidas que quisieron robarle la moto en la localidad bonaerense de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, se informó hoy.

«Creo que me voy, cuidá a mi hermanita», fue lo último que pudo decirle Alexander Flores, de 27 años, a su padre Constantino antes de morir.

El hecho ocurrió el martes, minutos antes de las 8, en el cruce de las calles Bucarest y Gaspar Núñez de Arce de esa localidad del sur del conurbano, cuando el muchacho salió de su casa para ir a trabajar.

Dos delincuentes a bordo de un Citroën C3 interceptaron al joven, quien quiso escapar y fue baleado en la espalda pero logró manejar poco más de una cuadra y se sentó en la vereda malherido.

Los asesinos escaparon sin concretar el robo y la víctima fue llevada a un hospital de la zona, donde murió minutos más tarde.

«Mi hijo me dijo ‘me dieron’ y yo le pedí ‘no te duermas hijo, despertate, vos sos fuerte'», pero enseguida el chico añadió: ‘Pa, creo que me voy, cuidá a mi hermanita'», contó Constantino al canal Crónica TV.

El hombre se quejó de que en la zona «no hay nada de seguridad».

Tenía «un futuro inmenso, trabajaba día y noche para ser un hombre de bien, pero se lo llevaron y los sueños de mi hijo se fueron», dijo sumido en dolor Constantino.

«Tengo a mi hija de diez años, ¿qué tengo que hacer con ella? Dígame señora gobernadora (María Eugenia Vidal), señor presidente (Mauricio Macri), nosotros no vemos ningún cambio», clamó.

La madre del muchacho, Felicidad, quien tiene otros dos hijos (un nene de 9 y una nena de 10) agregó llorando que «el vacío» que le dejó esta muerte «no lo va a tapar nadie».

«Lo crié como un hombre hecho y derecho. Era el pilar de sus hermanos. Para la chiquita era como el segundo papá.

Yo no crié a mi hijo para que lo arrebataran…, le dimos una educación de pobres, pero digna», bramó entre llantos.

Y la novia de Alexander, Liliana, contó que le faltaban tres años para recibirse de arquitecto.

«Estábamos a punto de recibirnos juntos, nos quedaban tres años; teníamos planificada la fecha de casamiento, un terreno para hacer nuestra casa», añadió la chica, a cuyos padres casualmente les robaron el auto el día anterior al crimen.

Investiga el asesinato de Alexander la comisaría 5ta. de Lomas de Zamora, donde se labraron actuaciones por «homicidio en ocasión de tentativa de robo».