Alrededor de 20 presos se amotinaron en la Comisaría 1° de Lanús, con una quema de colchones incluida, pidiendo traslado y mejores condiciones.

La comisaría, situada en las calles Enrique de Valle Iberlucea y Llavallol de esa ciudad bonaerense, se vio envuelta en una rebelión de presos, según publicó Crónica.

Los reos causaron el motín solicitando traslado a otra dependencia policial que se encuentre en mejores condiciones.

Hubo mucha tensión y hasta prendieron fuego colchones. Los efectivos del lugar pudieron controlar la situación.