Cristian Darío Villafañe tenía 16 años cuando mató a Santiago Urbani en un asalto en Tigre, en 2009, y la Justicia de San Isidro tuvo un fallo histórico contra el imputado, después de condenarlo a 27 años de cárcel, algo inédito para un menor de edad en la historia penal de la Argentina.

La mamá de Santiago, Julia Rapazzini, contó que sintió «un alivio» después de la condena para el asesino de su hijo.

La mujer recordó en declaraciones por Radio El Mundo que a su hijo Santiago «le dieron un escopetazo en la frente y le sacaron fotos agonizando».

«Se fueron todos menos el menor que lo asesinó, que quería robar más cosas, incluso me pidió rivotril», narró Julia, indignada por aquella situación que terminó con la vida de su hijo.

Julia dijo que fueron «siete años muy desgastantes y no veía la hora de que todo se termine».