Acusan al ex juez Reynoso de falsear una indagatoria para favorecer a un narco

821

Raúl Reynoso, el ex juez federal de la ciudad salteña de Orán que durante una década tuvo bajo su jurisdicción la frontera caliente del contrabando y que el año que viene enfrentará un juicio como presunto jefe de una asociación ilícita que exigía dinero a cambio de resoluciones judiciales, sumó una nueva y grave acusación: la supuesta falsificación de la indagatoria de un supuesto narcotraficante que estaba prófugo.

El juez federal de Salta Julio Bavio hizo lugar al pedido de Eduardo Villalba, fiscal federal de esa provincia, y de Diego Iglesias, titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), y citó a Reynoso a prestar declaración como acusado de «haber confeccionado, a cambio de dinero, el acta de declaración indagatoria de Delfín Castedo», imputado en una causa de narcotráfico.

«El descubrimiento de la maniobra se realizó mediante un peritaje de las firmas del acta de indagatoria que determinó que la rúbrica del imputado era falsa», según se explicó en la web de la Procuración General de la Nación: www.fiscales.gob.ar.

Castedo fue detenido por la Gendarmería Nacional en julio pasado después de estar ocho años prófugo. A pesar de que pesaba sobre él un pedido de captura nacional e internacional, según calificadas fuentes judiciales había logrado convertirse en uno de los mayores proveedores de cocaína a distribuidores de Europa.

Por la falsa firma de Castedo también fueron imputados la secretaria y colaboradora de confianza del ex juez (renunció el 30 de abril pasado, cuando ya estaba procesado) Romina Reynoso Sosa, y el abogado defensor del presunto narco.

Según los fiscales federales Villalba e Iglesias, la asociación ilícita presuntamente liderada por Reynoso se «dedicaba a la gestión y concesión de resoluciones judiciales contrarias a derecho, favorables a los intereses de personas imputadas en procesos judiciales vinculados a conductas de narcocriminalidad, que tramitaron o tramitan actualmente ante ese tribunal [el de Orán], tales como excarcelaciones, prisiones domiciliarias, entregas de bienes y sumas dinerarias secuestradas, todo ello a cambio de dádivas y/o dinero».

Fue en febrero de 2007 que el por entonces juez federal Reynoso ordenó la captura de Castedo en una causa por tráfico de estupefacientes. En mayo del año siguiente el magistrado le concedió la exención de prisión al argumentar que «si bien es cierto que se encuentra prófugo con pedido de captura nacional e internacional, sin habérsele recepcionado la pertinente declaración indagatoria en autos, y que no fijó domicilio legal en su presentación, la actitud de presentar el pedido de exención de prisión dio una clara y determinada voluntad de ponerse a disposición de la Justicia».

El fiscal federal de Orán, José Luis Bruno, apeló entonces la decisión de Reynoso y la Cámara Federal de Salta revocó la resolución. Sin otra alternativa, el ahora ex juez de Orán declaró en rebeldía al sospechoso el 28 de febrero de 2013.

Siete meses después, otro abogado volvió a pedir la eximición de prisión y el juez federal Reynoso también se la concedió. El fiscal Bruno, entonces, pidió a citar a Castedo para que prestara declaración indagatoria.

«El juez no llegó a convocarlo. Según quedó asentado falsamente en la causa, el 5 de diciembre de 2013 Castedo se presentó espontáneamente a la declaración indagatoria, negándose a declarar, en un acto del que participaron el juez, la secretaria Reynoso Sosa y su abogado [el del acusado de narcotráfico]. Recién casi un año después, el 26 de noviembre de 2014, Reynoso resolvió la situación procesal de Castedo sobre la base de la falsa declaración indagatoria. Lo procesó como autor material del delito de asociación ilícita en carácter de miembro, en concurso real con encubrimiento calificado de lavado de activos de origen delictivo, y dispuso mantener su estado de libertad. Le impuso para eso la obligación de presentarse del 1 al 5 de cada mes en la Delegación de la Policía Federal Argentina de la Capital Federal», una dependencia inexistente, según se publicó en www.fiscales.gob.ar.