Violó a la hijastra, salió y ahora lo acusan de abusar de su hija

1235

Un hombre que estuvo preso hasta 2011 por el abuso sexual de su hijastra de 13 años fue detenido ayer de nuevo por el mismo delito, que ahora habría cometido con su propia hija, fruto de la relación que aún mantiene con la madre de su primera víctima, informaron fuentes oficiales.

Según publica el diario El Día, la investigación comenzó el 12 de noviembre de 2015, cuando una mujer de la localidad de Presidente Perón denunció ante el Gabinete de Delitos Sexuales de la DDI La Plata que su hija de 15 años “había visto a su padre abusando de su hermanita de 12”, dijeron fuentes oficiales, lo que “fue corroborado por la propia víctima”, ampliaron.

Por lo que figura en la denuncia, “la nena le comentó que cuando quedaba a solas con su padre él aprovechaba para someterla a todo tipo de manoseos” y “la amenazaba para que no contara nada a su madre y a sus demás parientes”.

La pesquisa de la DDI y los peritajes realizados por expertos con la declaración testimonial que brindó la niña en Cámara Gesell “permitieron comprobar la veracidad del relato de lo ocurrido” durante varios meses en un domicilio de la localidad de Guernica.

La UFI descentralizada de Guernica pidió la detención del imputado, de 45 años, y el juez platense Fernando Mateos lo avaló.

Policías de la Subddi y la comisaría de Cañuelas pudieron efectivizar la captura una vez que ubicaron al acusado en una casa de la localidad de Glew, explicaron fuentes del caso.

Enfrenta cargos por “abuso sexual reiterado y abuso sexual con acceso carnal agravados por ser cometidos por un ascendiente y aprovechando la situación de convivencia y corrupción de menores agravada”.

Los mismos voceros confirmaron que este sujeto, cuya identidad se preserva en resguardo de las de sus hijas, “ya había purgado una condena de 7 años en la cárcel, por haber sido condenado por un delito similar en 2006”.

La víctima de aquella causa, que entonces tenía 13 años, es la hija de la misma mujer con la que el imputado tuvo cinco hijos mientras estaba detenido “y ella continuó visitándolo en la cárcel”, aseguró un jefe policial. Las menores quedaron bajo el cuidado de otros familiares.