Rosatti dijo que absolución a Carrera es “una advertencia” ante armado de causas

1172

El juez de la Corte Suprema de Justicia de Horacio Rosatti sostuvo que el fallo de ese tribunal que absolvió a Fernando Carrera, quien estaba condenado por la llamada “Masacre de Pompeya”, “es una advertencia a futuro” ante “la percepción de que se arma una causa involucrando a un inocente para cubrir un error”.

Luego de que esta semana la Corte dio a conocer el fallo por el hecho ocurrido en 2005 en el que murieron arrollados por un auto dos mujeres y un nene de seis años en medio de una persecución policial, Rosatti dijo que esta decisión es “una advertencia a futuro” por “una sospecha que surge de las actuaciones”.

“Nosotros vemos los expedientes años después de que los hechos ocurrieron, pero terminamos fallando la mayoría de que cabía la presunción de inocencia y por eso quedó absuelto Carrera. La percepción de que se arma una causa involucrando a un inocente para cubrir un error, es de la mayor gravedad”, detalló.

En una entrevista que publica hoy el diario Clarín, el magistrado dijo que el fallo le “hizo acordar al tema de la Justicia, la injusticia, de qué lado uno está”.

Rosatti reconoció que durante este proceso puso bajo llave los expedientes del caso y dejó un policía de custodia y destacó que sintió “un gran alivio cuando una vez firmado el voto, había salido de mi vocalía”.

“Esto venía tan mal que yo dije “lo único que falta es que cuando este expediente esté en mi vocalía ‘se pierda’, entre comillas. Y pensé en filmar también, porque yo necesitaba un día más el expediente. Esto venía tan complicado”, apuntó.

Al respecto, el juez afirmó que temía que una parte involucrada podría intentar algo y añadió: “A lo mejor pudo haber sido exagerado, pero bueno … el expediente lo tenía yo”.

El fallo se dio a conocer el martes y fue firmado por Rosatti y el resto de los jueces de la Corte: Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco (en disidencia), Juan Carlos Maqueda, y Carlos Rosenkrantz.

Esta es la segunda vez que la Corte interviene en la causa: primero había ordenado revisar una sentencia a 30 años de prisión y ahora anuló el fallo que cumplió esa orden y que había fijado 15 años de cárcel.