El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que no habrá modificaciones salariales ni de ningún tipo en la situación del personal policial que constituirá la nueva Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

«Cuando hay un cambio grande así, siempre se generan incertidumbres. Hay algunos mails y audios que han salido a la luz de quejas y peleas entre Policía Metropolitana y Federal. Pero he recorrido muchas comisarias y he hablado con muchos policías y puedo asegurar que entienden esto la mayoría», dijo en referencia al conflicto que se produjo días atrás en un acto donde participó el actual jefe de la provisoria Policía Federal de la Ciudad, Néstor Calviño, uno de los nombres barajados para la nueva fuerza, aunque el propio jefe de Gobierno manifestó en las últimas horas que podría encabezarla un civil.

«Los policías van a conservar su sueldo, su antigüedad y su jubilación. Siempre se pueden atender casos personales, pero acá nuestra prioridad es mejorar la seguridad de la gente», agregó en declaraciones por Radio El Mundo.

«Nadie va a perder sus derechos, ni su rango, ni su obra social, ni sus aportes, ni su sueldo, no va a haber ninguna modificación en ese sentido. Es un cambio estratégico y comunicacional para que los policías de la ciudad trabajen en conjunto y no hayan desinteligencias comunicacionales. Todavía no está definido quien va a ser el jefe de policía porque aún no se ha presentado el proyecto ante la legislatura. Podría ser un civil o un policía el jefe, eso está dentro de la ley», concluyó.