Tensión en un acto donde participó el Jefe de la Policía Federal de la Ciudad

2819

Néstor Calviño paso un mal momento hoy en Lugano cuando oficiales y suboficiales de la Policía Federal traspasada a la Ciudad le recriminaron, en duros términos, no haber aprobados los pases a las provincias.

El temor de los efectivos policiales es que, al ser traspasado y al conformarse en poco tiempo la nueva Policía de la Ciudad (con los federales y metropolitanos en un mismo cuerpo), sus reclamos queden en la nada ya que la nueva Policía no tiene autoridad para resolver sus destinos por fuera del ámbito de la Ciudad.

Durante su discurso Calviño no pudo terminar el acto donde se entregaban diplomas por los gritos en su contra que salieron de los policías presentes en el predio que la Policía Metropolitana (también en el lugar) tiene en Lugano.

En abril Calviño fue designado por decreto como Jefe de la Policía Federal de la Ciudad pero aún resta saber quién será el responsable de la nueva fuerza que será anunciada en los próximos días.

En las últimas semanas se comenzó a estructurar a la nueva Policía, incluso se mostraron los nuevos patrulleros, uniforme, pero aún no se sabe como será la estructura jerárquica.

portada-672x372

El malestar de los policías traspasados es con Calviño, no con la Ciudad, porque nunca gestionó los pases a las provincias que se vienen reclamando desde hace quince años. En uno de los audios una suboficial de la Policía le recrimina que querían el pase para estar con su familia en su provincia

Fuentes oficiales señalaron que luego del acto suspendido los policías que protagonizaron las quejas fueron recibidos por el secretario de seguridad Marcelo D´Alessandro. Las fuentes destacaron que la Ciudad le respetó a los traspasados seguir perteneciendo a la Caja de Retiro de la Policía Federal y además de seguir perteneciendo a la Obra Social de la fuerza.