El ex jefe de Hinchadas Unidas Argentinas, Marcelo Mallo, se entregó ante Prefectura, se informó este miércoles oficialmente.

Mallo llegó junto a su abogado a la Delegación de Prefectura Naval en Olivos, pudo saber Online911.

Mallo estaba prófugo desde hace tres semanas por ser el usuario de un arma que se utilizó en el crimen de dos colombianos en 2008, en el shopping Unicenter de Martínez.

La pistola Tanfoglio 40, junto a un revólver calibre 357, le había sido secuestrada a Mallo el pasado 3 de enero, cuando fue arrestado en su casa del partido bonaerense de Quilmes bajo la sospecha de que había brindado ayuda a los entonces prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez. En ese momento no se le pudo probar que los hubiera ayudado a escapar y la Justicia lo liberó, pero las armas quedaron en poder de las autoridades.

A fines del mes pasado, el juez platense César Melazo había ordenado la detención de Mallo, después de que su colega de San Isidro Sandra Arroyo Salgado hiciera peritar el arma encontrada en poder del ex prófugo, y determinó que podría ser la que fue utilizada para disparar los proyectiles que mataron en el garage del Unicenter de Martínez (San Isidro), en julio de 2008, a los dos narcos colombianos Héctor Edilson «Monoteto» Duque Ceballos y Jorge Alexander Quintero Gartner.

El abogado de Mallo, José Novello, declaró a días de la fuga que su cliente tenía «la decisión de entregarse» a la Justicia.