El ex titular de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) Marcelo Mallo, quien se encuentra prófugo luego de que se ordenara su detención al determinarse que un arma hallada en su poder fue utilizada en 2008 para asesinar a dos narcos colombianos en el shopping Unicenter, tiene «la decisión de entregarse» a la Justicia «en dos días».

Así lo informó esta mañana su abogado, José Novello. «La decisión es entregarse en dos días, pero primero queremos ver las pericias», comentó Novello, quien añadió: «La recomendación mía es que se presente».

En diálogo con radio la Red, el letrado destacó: «Nosotros tenemos la certeza que es no es el arma utilizada» en el caso del ataque en el shopping de la localidad bonaerense de Martínez.

«Yo quiero ver las pericias, técnicamente el juzgado tendría que haberme notificado a mí que se iba a realizar una pericia», insistió Novello.

La semana pasada, el juez platense César Melazo ordenó la detención de Mallo después que su colega de San Isidro Sandra Arroyo Salgado hizo peritar un arma calibre 40 encontrada en poder del ahora prófugo, y determinó que puede ser la que fue utilizada para disparar los proyectiles que mataron a los dos narcos colombianos.

El 3 de enero último, el ex jefe de HUA fue arrestado en su casa del partido bonaerense de Quilmes bajo la sospecha de que había provisto de armas y alojamiento a los por entonces prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez. En su momento no se le pudo probar que los hubiera ayudado a escapar y la Justicia lo liberó, pero no le devolvió lo que le había secuestrado: un revólver calibre 357 y una pistola calibre 40, que no parecían tener los papeles en regla.

Los colombianos Jorge Alexander Quintero Gartner (35) y Héctor Edilson Duque Ceballos (35), alias «Monoteto», fueron asesinados a balazos el 24 de julio de 2008 en el estacionamiento del shopping Unicenter, de la localidad de Martínez, partido de San Isidro.

Un tercer colombiano, Juan Sebastián Galvis Ramírez (23), fue asesinado el 23 de febrero de 2009, frente a una casa de venta de artículos de náutica, situada en la Avenida Del Libertador 1999, del partido bonaerense de San Fernando.