Piden el procesamiento para el tío de Brisa, la nena violada y enterrada en Pilar

520
La fiscal que investiga el crimen de Brisa Méndez, la adolescente de 13 años abusada sexualmente, asfixiada y enterrada en una vivienda del partido bonaerense de Pilar en noviembre pasado, pidió el procesamiento con prisión preventiva del tío de la víctima, detenido por el asesinato, informaron hoy fuentes judiciales.

El pedido fue formulado por María José Basiglio, de la Fiscalía Especializada en Delitos Vinculados con la Violencia de Género de Pilar, ante el Juzgado de Garantías 6 de ese distrito, a cargo de Nicolás Ceballos.
En el requerimiento, la fiscal solicitó que se procese con prisión preventiva a Matías Méndez, detenido e imputado del delito de «abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte» en perjuicio de su sobrina, indicaron a Télam voceros judiciales.
De acuerdo a las fuentes, el juez Ceballos cuenta con cinco días hábiles para definir la situación procesal del acusado.
Brisa fue hallada asesinada el 8 de noviembre pasado y enterrada bajo un montículo de tierra en la casa de su tío, dos días después de haber sido vista por última vez por su familia.
Según el resultado de la autopsia, Brisa fue abusada sexualmente y se trató de una muerte por asfixia con la modalidad estrangulamiento y sofocación, es decir que el asesino ahorcó con sus manos y le tapó la boca y la nariz a la víctima.

Además, de acuerdo al informe de la necropsia, la data de muerte de la adolescente fue estimada una hora y media después de haber sido vista por última vez -el 6 de noviembre a las 15.30- y fue enterrada inmediatamente luego de ser asesinada.
La familia de Brisa denunció su desaparición en la madrugada del 8 de noviembre, y ese mismo día a las 12.08, la abuela de la adolescente recibió un mensaje de la aplicación Messenger, en la que supuestamente la menor le escribió: «Estoy lejos, no voy a volver, papá no me quiere, me hace cosas», contaron las fuentes.
Como el teléfono de Brisa no tenía chip y solo podía usarlo conectado a una red WiFi, el fiscal Gonzalo Acosta -que inició la causa por la averiguación de paradero- solicitó de manera urgente, y a través del Ministerio de Seguridad, que Facebook informara la dirección IP desde donde había sido emitido ese mensaje.
La red social informó que había sido transmitido desde un domicilio ubicado en la calle Iparaguirre al 700 de la localidad bonaerense de Derqui, donde hay tres viviendas, entre ellas la del tío de la víctima.

Fuentes judiciales informaron que el hombre había declarado como testigo y que había desviado la investigación, al asegurar que su sobrina no estaba bien en su casa y que quería irse a vivir a la casa de uno de sus abuelos, ubicada en la localidad bonaerense de San Francisco Solano.