Investigan si policías paraguayos vendieron documento falso a Ibar Pérez Corradi

897

La Policía Nacional de Paraguay investiga si miembros de esa fuerza entregaron un documento de identidad falso, a cambio del pago de 200.000 dólares, a Esteban Ibar Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, y quien se encontraría viviendo en Asunción, según documentación a la que pudo acceder el portal ARG Noticias y la agencia Télam.

El jefe del Departamento de Identificaciones de la fuerza, comisario Gilberto Gauto, aseguró que en la maniobra «hubo connivencia del personal» a su cargo y «prepararon todo el esquema para delinquir».

En declaraciones al canal TDN de Paraguay, Gauto dijo que se tomó conocimiento de esta situación hace un mes, cuando organismos de seguridad argentinos hicieron un procedimiento en busca del fugitivo y encontraron un número de cédula que comenzó a ser rastreado.

Según la documentación, Pérez Corradi (38) usó un documento con el nombre de Walter Miguel Ortega Molinas, nacido -según la cédula que le confeccionaron- el 25 de febrero de 1980 en Asunción, con domicilio en la capital paraguaya, de 36 años y de profesión estudiante.

Lo llamativo es que Ortega Molinas era un joven de 22 años que falleció en un accidente cuando fue atropellado por un vehí­culo cuyo conductor huyó, mientras circulaba en una moto por la avenida 11 de Septiembre, en la localidad paraguaya de Fernando de la Mora, el 24 de noviembre de 2002.

Por el caso de este muchacho, hubo un importante despliegue periodístico en los medios asunceños, dado que estuvo agonizando durante casi 10 dí­as sin haber sido identificado y el fiscal a cargo de la causa, Rubén Villalba, no avanzó por ahora respecto a quién fue el responsable.

El documento falso fue impreso el 4 de agosto de 2015, casi tres años después de que en la Argentina, el fiscal de Delitos Complejos del departamento judicial Mercedes, Juan Ignacio Bidone, pidiera su captura internacional el 22 de marzo de 2012.

Según una fuente de la investigación, Pérez Corradi pagó por la confección de tres cédulas y tres pasaportes, lo cual le permitió moverse no sólo por Paraguay sino ingresar varias veces a la Argentina vía Formosa.

Gauto confirmó que la cédula se emitió en agosto de 2015 y sostuvo que «a juzgar por los rasgos faciales, reúne todas las condiciones de que podría ser Pérez Corradi», aunque dijo que todavía resta que le envíen información sobre las huellas digitales.

No obstante, admitió que en la foto del documento el hombre que aparece «tiene un corte en su ceja», como el prófugo, que tiene una cicatriz sobre el ojo derecho.

Sobre cómo se elaboró el documento falso, el funcionario policial dijo que no se hizo en forma digital, sino manual y que después el personal de identificaciones lo procesó.

«En un posterior trabajo, el personal de dactiloscopía pidió escanear el prontuario, pero si hubieran tenido a la vista el prontuario original de Walter se hubieran dado cuenta que las huellas plasmadas en la solicitud de la cédula no coincidían», dijo.

«Hicieron un trabajo bien calculado para escanear el prontuario, es decir implantaron las huellas de la persona que solicitó la cédula», explicó.

Gauto dijo que cuando desde Argentina les informaron el hallazgo del número de cédula, se inició una investigación interna y se identificó a dos policías que habrían intervenido, que mañana serán puestos a disposición de la Justicia.

«Cuánto se pagó no tenemos ni idea, pero no fue una operación de gentileza», afirmó el comisario, que consideró que Pérez Corradi seguramente ya fue alertado de esto y dejó de utilizar el documento.

Si bien el comisario no lo reveló, uno de los policías investigados es un hermano del joven muerto, quien trabaja en la División Criminalística de la Policía parguaya y es especialista en el sistema automático de identificación de huellas AFIS (por sus siglas en inglés), el mismo que se utiliza en Argentina.

Triple Frontera

Ibar Pérez Corradi es considerado el autor intelectual del crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35) en 2008 en la localidad bonaerense de General Rodríguez, según se estableció en el juicio oral realizado en Mercedes.

En febrero último, sus abogados anunciaron que se iba a entregar e incluso hubo versiones acerca de su detención en Paraguay, pero esto nunca se concretó.

Además de esta causa, en octubre de 2008 Pérez Corradi fue detenido en el barrio porteño de Palermo por pedido de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), que lo acusó de haber enviado a ese paí­s unas 1.500 pastillas de oxicodona.

En tanto, en diciembre de 2010, el entonces juez federal Norberto Oyarbide lo procesó por lavado de dinero en la causa por la «mafia de los medicamentos.

Pero la acusación más grave se produjo cuando en diciembre de 2012, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes condenó a prisión perpetua a los hermanos Cristian y Martí­n Lanatta y a Ví­ctor y Marcelo Schillaci como coautores del triple crimen y consideró a Pérez Corradi autor intelectual.