Caso Dalmasso: tras la declaración del viudo, declaró el hijo

715

Facundo Macarrón, el hijo de Nora Dalmasso que estuvo imputado por el crimen de su madre y luego fue desvinculado, declaró esta mañana como testigo ante la Justicia y «aportó elementos probatorios importantes» para la investigación del caso.

Fuentes judiciales informaron que Macarrón hijo (28) declaró durante casi dos horas ante el nuevo fiscal del caso Daniel Miralles, quien ayer indagó a Marcelo Macarrón (57) como autor material del homicidio de Dalmasso (51).

El abogado defensor de Macarrón padre, Marcelo Brito, confirmó esta tarde a la prensa que el hijo del imputado «aportó elementos probatorios importantes, sobre hechos y circunstancias jurídicamente relevantes para la investigación».

Luego, en diálogo con Télam, dijo que la declaración del muchacho fue solicitada por el fiscal a pedido de la defensa y que no se trató de una presentación espontánea.

«No puedo revelar el testimonio para no entorpecer la investigación pero no estuvo relacionado con los movimientos que Macarrón tuvo en los momentos que ocurrieron los hechos», dijo el letrado y agregó que el hijo de la mujer asesinada basó su declaración en la relación del grupo familiar, ya que él recorrió «este infierno como imputado y ahora como testigo, tal cual le está pasando a su padre».

«Hemos dispuesto medidas de prueba testimonial e informativa y el fiscal ya dio lugar a todo eso», resaltó Brito, aunque no dio detalles del pedido que, con el abogado Gustavo Liebau, le hicieron a Miralles.

Facundo Macarrón fue imputado en la causa por el crimen de su madre en el 2007, cuando el entonces fiscal del caso Javier Di Santo recibió el resultado de un peritaje que señalaba la presencia del patrón genético «aplotipo Y» del linaje Macarrón en las muestras halladas en el cadáver y en la bata que llevaba puesta Dalmasso al momento de ser asesinada.

Finalmente fue desvinculado de la causa en el 2012, cuando los investigadores recibieron el resultado final elaborado por el FBI, en el que se descartó la contaminación de la escena del crimen y encontró al menos dos perfiles genéticos completos que no pertenecían a Facundo Macarrón.

Con la llegada del nuevo fiscal Miralles a la causa, se ordenó la imputación de Marcelo Macarrón como autor material del crimen. Ayer, el viudo fue indagado y negó tener algún tipo de relación con el homicidio.

Por otra parte, el abogado de la madre de Nora Dalmasso calificó hoy como «una locura» la imputación al viudo como el presunto autor material del crimen y pidió que se investigue a los empleados que refaccionaron una de las habitaciones de la casa y a los vecinos que sabían que la mujer estaba sola.

«Hay determinados hechos que nos dicen quién puede ser el homicida: es una persona que conocía que Nora estaba sola, que era una casa de fácil de ingresar porque en el cuarto se estaban haciendo refacciones, que a pesar que había alarma ésta no estaba conectada, que (Marcelo) Macarrón estaba en Punta del Este y que estaba sola toda la noche. Todas esas circunstancias nos dice que solo un grupo de personas no muy numeroso sabía eso», dijo Diego Estevez, representante de María Delia Grassi.

El abogado recibió a Télam en su despacho ubicado en el primer piso del edificio situado en Sobremonte 535 de Río Cuarto, el día después de la indagatoria de Macarrón (57), en la que se declaró «inocente» ante el fiscal Miralles, quien lo imputó por el «homicidio agravado por el vínculo» de Dalmasso (51).

«Imputarlo como autor material es totalmente insostenible porque hay pruebas suficientes y muy importantes respecto a la presencia de Macarrón en Uruguay en forma ininterrumpida desde el jueves (23 de noviembre de 2006) hasta el domingo. Es decir que cuando la matan en Río Cuarto él estaba allá pero no solo, hay dieciocho testigos que fueron juntos, así que resulta imposible de que pueda haber venido en algún momento, tener relaciones sexuales con Nora, matarla y regresar a Uruguay», sostuvo el letrado.

Respecto a los rastros genéticos hallados en la escena del crimen que involucran al esposo como el autor material, Estevez consideró que el fiscal cometió «un error en la valoración del informe científico».

«En ningún momento se habla de semen como decían ayer, me sorprendió lo que dijeron los periodistas pero en ningún lado de la causa está esa información, incluso por eso es que no se puede determinar con certeza absoluta si fue penetrada. Adjudicar rastros genéticos en su casa y en el cuerpo de Nora y pasar a imputarlo es un despropósito», afirmó.

Para el abogado de María Delia, «con estos criterios de investigación no se ha llegado a nada» y señaló que posiblemente «en los próximos meses, Macarrón quede sobreseído» de la causa.

Por eso, Estevez agregó que se debe investigar en primer lugar «a la gente que estaba trabajando en la casa haciendo refacciones».

«Pasaron diez o quince empleados, entre pintores, albañiles. No acuso a la gente de escasos recursos ni a nadie, hay gente de muy buen pasar que fueron técnicos que pasaron por ahí y deben ser investigados. También ampliaría un poco más el espectro a los vecinos del barrio que conocían las circunstancias, o sea entre cuarenta y cincuenta personas», aseguró.

El crimen de «Norita» fue descubierto el 26 noviembre de 2006, cuando la víctima fue hallada semidesnuda y estrangulada en su casa del barrio residencial Villa Golf de Río Cuarto, unos 225 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

A lo largo de la investigación se manejaron varias hipótesis: una apuntó a un crimen durante un juego erótico, otra a un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual y la tercera un homicidio cometido tras un abuso.

Los estudios forenses determinaron que la víctima, previo a su muerte, tuvo relaciones sexuales, aunque nunca se estableció si fueron consentidas o producto de una violación.

La hipótesis de la defensa

El abogado de la madre de Nora Dalmasso pidió hoy que se investigue si el empresario Miguel Rohrer, un ex amigo de la familia Macarrón, pudo haber tenido algún tipo de participación en el hecho, y aseguró que durante la investigación del crimen «hubo fallas de la policía», a la que cuestionó por su «falta de profesionalismo».

El abogado Diego Estévez explicó a Télam que, si bien el empresario Rohrer, alias «El Francés», «tiene una coartada muy firme porque dice que estaba en Buenos Aires y ya declaró la gente que estuvo con él», los investigadores tienen que profundizar esa línea.

«Ahora dicen que encontraron, en el marco de otra investigación, que un celular que pertenece a la flota de teléfonos de la empresa de Rohrer se enciende en una antena de la zona de Río Cuarto. Así que esperamos que se investigue si eso es así», explicó el letrado.

Respecto a la relación de Rohrer y Macarrón, el abogado Estévez contó que ambos «eran amigos» al igual que las mujeres de ellos, ya que participaban juntos de reuniones y fiestas.

«Hay gente que supone cosas que a mí no me constan. En la opinión pública de Río Cuarto existe la creencia popular de que (a Dalmasso) la mató Rohrer o la mató Macarrón, ahora eso forma parte de la creencia», expresó el letrado sobre la falta de pruebas que sustenten esas sospechas.

El representante de la madre de Dalmasso criticó que durante la investigación «hubo fallas principalmente por parte de la Policía, debido a la falta de profesionalismo porque no se siguieron determinados protocolos».

«La Policía se demora como una hora en llegar y cuando llega ya había entrado un montón de gente como si fuese una reunión social, como el cura, el médico, toda gente conocida. No se sabe si la ventana estaba abierta o no, si el cuerpo estaba destapado o no, hay un montón de circunstancias en la escena del crimen que se perdieron», recordó.

El abogado aseguró que la madre de Nora quiere que el caso «se resuelva» y que ella no lo acusa a Macarrón de que haya sido el homicida, por lo que «sin duda esto la está afectando porque lamentablemente esta causa afectó mucho a todo el entorno familiar».

«Ella (por la víctima) era una excelente chica, era una buena mujer, solidaria, buena amiga, se han dicho barbaridades, se hizo un escarnio de todo esto, todo eso ha generado en la opinión pública una sospecha en contra de él (Macarrón) y del hijo, que es un chico de diez», concluyó el abogado.