Confirman condena a 26 años de prisión para el narcocandidato Mameluco Villalba

578

La Cámara Federal de Casación confirmó la condena por lavado de activos al narcotraficante Miguel «Mameluco» Angel Villalba, con lo cual quedó firme la pena unificada de 27 años de cárcel que cumple el ex candidato a intendente de San Martín.

Además el máximo tribunal penal del país revocó por unanimidad la absolución de un hermano de «Mameluco», Luis Alberto Villalba, y confirmó las penas impuestas en un juicio oral por lavado de dinero de origen ilícito para otros dos acusados, Julio César Miguel , 5 años y 6 meses de prisión y de Gabriel Aguirre, 3 años y 6 meses.

Los camaristas Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo confirmaron la condena a seis años de cárcel impuesta a «Mameluco» en un juicio oral en San Martín por lavado de dinero y así quedó firme la pena única de 27 años impuesta al sumar condenas previas por narcotráfico.

Los jueces habían escuchado por videoconferencia a «Mameluco» desde la cárcel en la audiencia previa a tomar esta decisión.

Para Casación «se demostró el modo en que el mencionado Miguel Ángel Villalba, incluso mientras se encontraba privado de su libertad, ponía en circulación el dinero proveniente del narcotráfico, adquiriendo distintos bienes de valor a efectos de darles apariencia lícita».

Para eso usó testaferros, como el caso de su amigo Miguel, que compró ocho taxis Fiat Siena.

En cuanto a Aguirre se comprobó que en el 2010 adquirió una camioneta de alta gama «con dinero proveniente del narcotráfico».

Ese vehículo «fue visto estacionado frente al domicilio de la familia Villalba y se comprobó que era conducido por uno de los hijos», quien tenía una cédula azul a su favor extendida por Aguirre.

En cuanto al hermano de «Mameluco». había sido absuelto en el juicio oral pero Casación revocó esa decisión y ordenó al Tribunal Oral Federal 2 de San Martín dictar veredicto.

Los jueces de Casación advirtieron que el hermano del narcotraficante tenía un poder de administración de bienes.

«Se advierte que el magistrado sentenciante relativizó infundadamente el hecho deque Luis Alberto Villalba haya otorgado un poder general de administración en favor de Julio César Miguel, permitiéndole así representarlo en todos sus negocios», sostuvo Casación.

El máximo tribunal penal anuló por «arbitraria» esa absolución y concluyó que fue fruto de «una mirada sesgada de las circunstancias que rodean el suceso».

En la audiencia que tuvo con los jueces antes de este fallo, «Mameluco» sostuvo que fue «castigado» por volcarse a la política

«Fui juzgado no por ser Villalba sino por ser Mameluco, la prensa jugó en contra, desgraciadamente, y cómo fui juzgado por la radio y la TV le pegó muchísimo a mi familia», expresó ese día desde la cárcel de Rawson, donde cumple su condena.