Quinta Fest: Pachelo dijo que es inocente y seguirá preso

827

Nicolás Pachelo, un vecino del country Carmel de Pilar mencionado como posible sospechoso del crimen de María Marta García Belsunce en 2002, se declaró inocente en una causa por venta de drogas de diseño en fiestas electrónicas en la que está detenido junto a un jefe de la barra brava de Huracán, un empresario, una diseñadora y otras nueve personas.

[huge_it_slider id=»32″]

 

Fuentes judiciales y de la investigación informaron a Télam que los 13 acusados ya fueron indagados entre ayer y hoy por el juez federal de Morón, Juan Pablo Salas, quien dispuso que todos ellos sigan apresados mientras se resuelve la situación procesal de los mismos.

Un vocero con acceso a la pesquisa precisó que Pachelo (39) se declaró inocente en su indagatoria ante el magistrado al afirmar que él no comercializaba drogas y que lo detuvieron simplemente por estar presente en la fiesta electrónica donde la Policía Federal aprehendió a la mayoría de los imputados.

Según Pachelo, al momento de su captura, los policías inspeccionaron su vehículo con la ayuda de un can detector de narcóticos y no hallaron nada sospechoso, y que sólo le secuestraron medio gramo de un estupefaciente, añadió el informante.

Tras la indagatoria, el vecino del country Carmel designó como su abogado defensor a Roberto Ribas, quien ya lo había asistido al momento en que se lo mencionaba en la causa por el crimen de María Marta. El letrado particular ya mantuvo una entrevista con Pachelo y mañana se presentará formalmente en el juzgado de Salas para tomar contacto con el expediente.

El operativo «Quinta Fest» realizado el último fin de semana por detectives de la Superintendencia Drogas Peligrosas de la Policía Federal consistió en 17 allanamientos simultáneos en el área metropolitana, entre ellos, Puerto Madero, donde descubrieron un laboratorio de drogas de diseño, y una quinta de General Rodríguez, donde se llevaba a cabo la «Florio Fest».

Además de Pachelo, fueron apresados un sindicado líder de la barra brava de Huracán y uno de los miembros de las entonces denominadas Hinchadas Unidas Argentinas deportados por Sudáfrica en el Mundial 2010, Luis Tucci (46); el empresario y fisicoculturista Florio Lenatowicz (45) -quien promocionaba la «Florio Fest»- y la ex modelo y diseñadora rusa Marina Sokolova (33).

Los otros detenidos son el relacionista público Javier Burgos (42), quien promocionaba las denominadas «Florio Fest»; Javier Hernán Rodríguez (31); Federico Landoni (30); Diego Stamati (34); Nicolás Manrique (22); Ezequie Paniagua (27); Hugo Orlando Cueto (45); José Claudio Madarinsky (41) y Darío Fernando Oliveira (29).

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó que además de estos detenidos, con anterioridad y en una causa conexa, fueron apresados tres policías federales, que son investigados como «cómplices» de las acciones narcocriminales.

En los allanamientos fueron secuestrados más de 2.500 pastillas de drogas de diseño, cuatro kilos de cocaína, dos de marihuana, 76 microdosis de LSD, autos de alta gama, armas, teléfonos y dinero.

Según los funcionarios, los apresados conformaban una banda que organizaba fiestas electrónicas en quintas o locales privados, donde comercializaban las drogas entre sus asistentes, la mayoría personas de elevado poder adquisitivo, que eran convocadas al evento mediante redes sociales y mensajes in box, con el objeto de no dar a conocer a extraños el lugar del evento.

En general, en las fiestas al aire libre se montaban gazebos, dispuestos como lugares VIP, donde se vendían las drogas: éxtasis, LSD, ketamina, cocaína y marihuana, a la vista de todos los asistentes.
Según la información oficial, el rédito económico de la banda era muy elevado, ya que además de obtener dinero por a venta de drogas, cobraban las entradas entre 500 y 1.000 pesos.

Para poder ingresar a esas fiestas, los asistentes debían conocer a los organizadores o ir de parte de algún conocido, o mediante relacionistas públicos, a los que conocían en boliches nocturnos.