Pasarán 21 mil policías de la Federal a la Ciudad en enero

676

En enero, unos 21 mil efectivos de la Policía Federal pasarán a depender del Gobierno porteño, que también recibirá de Nación la parte del presupuesto correspondiente. Se trata de policías que trabajan en la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, en Bomberos, algunos de Investigaciones y de Científica.

El traspaso se haría a través de un decreto del presidente de la Nación, Mauricio Macri. Actualmente la Ciudad cuenta con la Policía Metropolitana –que ya cumplió siete años desde su creación–, en cuyas filas hoy cuenta con 6.300 oficiales. A esos se sumarían los 21 mil de la Federal, casi la mitad de la dotación de 44 mil que tiene actualmente la Fuerza.

El pase se hará bajo el siguiente criterio: la mudanza incluirá a los policías de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana (básicamente, las 54 comisarías porteñas, Infantería y Montada), la Superintendencia de Bomberos y parte de las áreas de Policía Científica y de Investigaciones (Homicidios, Robo y Hurtos, Defraudaciones y Estafas, entre otras).

De esta manera, bajo la órbita del Gobierno de la Nación –como la tradicional Policía Federal Argentina– quedarán las áreas que comprenden delitos federales relacionados con el crimen organizado transnacional: terrorismo, narcotráfico y trata de personas, por ejemplo. Esto plasma la vieja idea de que la Federal comience a operar a nivel de todo el país como un FBI estadounidense.

La idea sería que a partir de enero Federal y Metropolitana coexistan dependiendo de una misma cabeza política –el ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad, Martín Ocampo– pero en paralelo. Es decir que los policías federales que lleguen a la Ciudad tendrán un jefe de su propia Fuerza. Para hacer todo lo menos traumático posible no habrá cambios de uniformes, ni de escalafón y los oficiales se seguirán atendiendo en el Hospital Churruca y tendrán la misma caja de retiros. Los cambios formales tampoco llegarán aún a la Metropolitana.

Las dos fuerzas tienen estructuras muy distintas en cuanto a escalafones -la Federal tiene tres, la Metropolitana sólo uno-, rangos, régimen de horario -la Federal trabaja 6 horas rotativas, la porteña trabaja 8 horas en turnos fijos-y los salarios, ya que un oficial recién recibido de la Metropolitana gana cerca de 15 mil pesos y uno de la Federal recibe unos 12 mil aunque puede hacer horas adicionales y engrosar su salario (algo que la Metropolitana tiene prohibido por ley).