Campaña caliente: hubo cerca de veinte amenazas de bomba en pocas horas

713
Alumnos de la Universidad Nacional de Quilmes.

La paranoia que despertó el atentado en París obligó a las autoridades a tomar en serio todas las amenazas registradas en las últimas horas. En medio de una campaña caliente con final abierto, hubo al menos 18 denuncias por intimidación pública, todas ellas en organismos dependientes del Estado.    

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi recibió 17 denuncias por amenazas de bombas en dos días. De ese total, 13 se registraron en colegios secundarios porteños, 3 en reparticiones del estado nacional y uno en una sede del Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). En todos los casos, intervinieron agentes de la Policía Federal que no solo revisaron los lugares sino que ordenaron el desalojo inmediato.

Una situación similar se vivió este martes en la Universidad de Quilmes (UNQUI), donde las autoridades detectaron «un sobre grande de papel madera escrito en arábigo, con polvo blanco sobre el mismo, y tirado en un tacho de basura al lado de la portería.»

El hallazgo motivó un fuerte operativo y la evacuación inmediata del edificio. La actividad en la UNQUI fue suspendida por varias horas. Según fuentes consultadas por Online-911, la semana pasada recibieron una denuncia por amenaza de bomba que también obligó a las autoridades y fuerzas de seguridad a evacuar la sede académica.