Indagan a la mamá del nene asesinado en Ostende y esperan la autopsia

697
Claudia Ayala, acusada por el crimen de su hijo.

La mujer detenida el lunes por el crimen de su hijo de dos años, cuyo cadáver fue encontrado en un descampado en la localidad balnearia de Ostende, será indagada esta mañana, informaron fuentes policiales.

La medida la llevará a cabo el titular de la fiscalía descentralizada de Pinamar, Juan Pablo Calderón, quien indagará a Claudia Ayala (22) por el «homicidio calificado por el vínculo» de su hijo Benjamín (2), el cual contempla una pena de prisión perpetua.

Para llevar a cabo la indagatoria, el fiscal Calderón aguardaba para las primeras horas de hoy los resultados de la autopsia a la que fue sometido el cadáver del niño, los cuales se demoraron debido al estado en el que se encontraba el cuerpo al momento de su hallazgo.

Es que el cadáver había sido atacado por alimañas que habían provocado cortes especialmente en los brazos y en la cabeza, lo que dificultó a los forenses de la Asesoría Pericial de La Plata la realización de la operación de autopsia.

Durante la jornada de ayer, el fiscal Calderón liberó al padre del niño asesinado, Leonardo Aguilera (30), quien había sido demorado el mismo lunes del hallazgo del cadáver.

0001998166 (1)

El fiscal resolvió liberar al hombre luego de recibir declaraciones de testigos, entre ellos un remisero, que lo ubicaron durante todo el fin de semana en la localidad bonaerense de General Guido, junto a sus tres hijos, en la casa de su madre.

Según el testimonio del remisero, identificado como Alberto Márquez, él mismo lo trajo de vuelta a Valeria del Mar el domingo último, donde vive con su actual mujer y sus tres hijos.

En tanto, la situación de Ayala quedó comprometida ante las contradicciones en las que incurrió ante los investigadores cuando intentó responsabilizar a Aguilera en el homicidio del niño de ambos, producto de una relación extramatrimonial.

La mujer declaró que durante el fin de semana habían discutido en un auto estacionado frente a su casa y que, durante la pelea, Aguilera llevó al niño al asiento trasero y lo asfixió con sus propias manos.

Añadió que luego el joven se fue con el cuerpo del niño hasta un descampado y que lo había arrojado allí antes de huir, pero señaló un lugar distinto al sitio donde fue hallado el cadáver, muy cercano a su casa.

Al ser interrogada, Ayala no pudo explicar por qué no había llevado al niño inconsciente al hospital o al menos denunciado el hecho en la comisaría local.

Además, vecinos de la joven declararon ante el fiscal que ella maltrataba a su hijo, que no lo alimentaba como correspondía e incluso reconocía que lo descuidaba por consumir bebidas alcohólicas en exceso.

Uno de los testigos aseguró que en una oportunidad le preguntó por el niño y ella le respondió que desde el día anterior no lo veía y le reconoció: «Estaba tan en pedo ayer que no sé si lo regalé o no».

Ayala vivía en una casa junto a sus dos hijos, entre ellos Benjamín que era el menor, y a su madre, quien está bajo investigación para determinar si tuvo algún grado de participación en el hecho, de acuerdo a las fuentes.

El cadáver de Benjamín fue hallado el lunes a la mañana en un descampado de dos manzanas ubicado en la esquina de Dante y Gaona, a tres cuadras de la ruta provincial 11 y a 25 del mar, en Ostende, partido de Pinamar.

Un hombre que pasó por el predio vio el cuerpo y se comunicó con la comisaría local, por lo que policías se trasladaron hasta el lugar y constataron que se trataba de un niño fallecido, con lesiones por golpes en el rostro, la garganta y los brazos, que quedaron prácticamente desmembrados.