Comienzan alegatos en el juicio contra el ex jefe de la Policía santafesina

    612

    Un fiscal federal iniciará mañana la etapa de alegatos en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal de Santa Fe contra el ex jefe de policía de la provincia, Hugo Tognoli, por el presunto encubrimiento a narcotraficantes.

    Se trata del fiscal Martín Suárez Faisal, quien deberá fundamentar la acusación con la que inició el juicio oral: que Tognoli y José Luis Baella, ex subjefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas de la provincia de Santa Fe, ayudaron al supuesto narco Daniel «Tuerto» Mendoza a eludir investigaciones judiciales entre marzo y agosto de 2011, cuando el principal acusado era jefe de esa división, y en marzo de 2012, cuando ya era jefe de la policía provincial.

    El segundo hecho por el que fueron acusados Tognoli y Baella, en este caso junto al sargento Mauricio Otaduy, es por supuestas coacciones contra Norma Castaño, titular de la ONG Madres Solidarias.

    De acuerdo a la denuncia, los tres participaron en la filmación de un video en el cual se ve a Castaño junto a Mendoza, que luego fue subido a Youtube para «obligarla a desdecirse de denuncias formuladas» contra Tognoli.

    Además, el remisero Fernando Torres está acusado en este juicio por transportar 2 kilos de cocaína que le fueron secuestrados en un procedimiento en la terminal de Santa Fe, mientras que Mendoza fue señalado por el hallazgo de cocaína y precursores en una quinta que alquilaba en Colastiné, en cercanías de la ciudad de Santa Fe.

    Los jueces José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría determinaron que luego del alegato del fiscal, aunque en audiencias a llevarse a cabo a partir de la semana que viene, será el turno para exponer de los abogados defensores de cada uno de los imputados.

    De los más de 50 testimonios escuchados por el Tribunal hubo 2 que concitaron la mayor atención del proceso: el de Castaño, la acusadora, e inmediatamente después, la de Tognoli, el acusado, ambos el 28 de septiembre, en la quinta jornada.

    En su declaración testimonial, Castaño ratificó ante los jueces que ella se entrevistó en varias oportunidades con el acusado, cuando éste era el jefe de la División Drogas Peligrosas de la Policía de Santa Fe, para pedirle que detuviera a narcos que actuaban en su barrio, entre ellos Daniel «Tuerto» Mendoza, y comercializaban la droga que afectaba a su hijo.

    Luego de la declaración de Castaño, el imputado Tognoli negó todas las acusaciones en su contra y afirmó que la testigo fue a verlo pero para pedirle favores, entre ellos, la entrega de una vivienda para su hijo y otra para ella.

    El ex jefe policial explicó que por la organización de Drogas Peligrosas era imposible que él como máximo responsable pudiese controlar a todos los uniformados a su cargo, como el subjefe José Luis Baella y el agente Mauricio Otaduy, también sometidos a este juicio.

    Por su parte, el abogado Daniel Rabinovich, defensor de Tognoli, dijo al finalizar la audiencia que para él «está terminado» el juicio por «la claridad y la precisión» de los dichos del ex jefe policial, y se preguntó si el fiscal Martín Suárez Faisal estará en condiciones de acusarlo al igual que a Baella y Otaduy.