Caso Miguel Bru: aumentan a $ 5 millones la recompensa para quien ayude a encontrar sus restos

240
El Gobierno bonaerense incrementó a 5 millones de pesos la recompensa para toda persona que aporte información fehaciente para encontrar el cuerpo del estidiante de periodismo Miguel Bru, quien hace 29 años desapareció tras ser detenido en la comisaría 9na. de La Plata.

Desde la Asociación Miguel Bru (AMB) informaron hoy que, a través de la Dirección de Personas Desaparecidas del Ministerio de Seguridad, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires incrementó la recompensa para quienes contribuyan con información fehaciente para encontrar el cuerpo de Bru, desaparecido el 17 de agosto de 1993 por efectivos de la policía bonaerense.

Quienes tengan datos certeros podrán colaborar con la justicia con reserva de identidad y podrán aportar la información presentándose exclusivamente ante cualquier Fiscal General de Cámara de los distintos Departamentos Judiciales de la provincia, la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 3 del Departamento Judicial de La Plata (calle 7 entre 56 y 57) o ante la Dirección Provincial de Registro de Personas Desaparecidas (teléfono 0221 4293015) del Ministerio de Seguridad provincial.

El monto de la recompensa será distribuido sólo entre quienes se presenten a suministrar la información ante las autoridades señaladas.

El incremento del monto de la recompensa se da en el marco de un nuevo aniversario de la desaparición de Miguel, motivo por el cual se realizará hoy a partir de las 19 una nueva vigilia frente a la comisaría 9na. de La Plata, en las calles 5 y 59, para seguir preguntando: ¿Dónde está Miguel?, al haberse realizado 39 búsquedas y rastrillajes sin resultados por la periferia de La Plata y las ciudades de Berisso y Ensenada.

En agosto de 1993, Miguel Bru, un estudiante de la carrera de Periodismo de 23 años, denunció a efectivos de la comisaría 9na. de La Plata por un allanamiento ilegal en su casa y a partir de ese momento comenzó a ser amenazado y hostigado para que retirara la denuncia.

Según consta en los expedientes, fue secuestrado cerca de la localidad de Bavio, en el partido de La Plata, el 17 de agosto de 1993 y las declaraciones de varios detenidos y las pericias en el libro de guardia permitieron comprobar que fue ingresado en esa seccional, entre las 19 y las 20, donde fue visto por última vez mientras era torturado.

En 1999, en juicio oral y público se condenó a perpetua al exsubcomisario Walter Abrigo, quien murió en la cárcel, y al sargento Justo López, por el homicidio y desaparición, mientras que por encubrimiento fueron sentenciados el excomisario Domingo Ojeda y el exoficial Ramón Ceressetto.