Abusan de un joven en San Pedro y detienen a tres sospechosos, entre ellos un policía

194
Un hombre de 30 años denunció que fue privado de su libertad durante al menos dos días en una casa de la ciudad de San Pedro, donde fue abusado sexualmente y obligado a amenazar a un abogado, a quien le entregó una bala con un mensaje mafioso, y por el hecho los investigadores detuvieron a tres sospechosos, entre ellos un policía bonaerense en actividad, informaron hoy fuentes judiciales.

La denuncia fue radicada el sábado último por la víctima ante la fiscal María del Valle Viviani, quien caratuló la causa como «abuso sexual gravemente ultrajante” y “privación ilegítima de la libertad”.

En tanto, también declaró en el marco de la investigación el abogado que recibió la amenaza y la bala, quien ratificó lo que había contado la víctima de los abusos.

Fuentes judiciales informaron a Télam que se cree que el jueves de la semana pasada un hombre, cuya identidad se preserva, fue tomado cautivo por un grupo de al menos cinco personas en una casa situada en Belgrano al 1600, de San Pedro.

Según relató ante los investigadores, durante al menos dos días fue abusado sexualmente hasta que el sábado fue obligado a ir -junto a dos de sus captores- hasta la vivienda de un abogado de 54 años, a quien le entregó una bala y, además, un mensaje mafioso que decía: «Es para tu hijo».

Según las fuentes, los dos delincuentes que lo acompañaron al lugar le sustrajeron al letrado un arma de fuego y un teléfono celular.

Tras ese episodio, la víctima fue liberada por sus captores, por lo que de inmediato se dirigió a un hospital, donde contó lo sucedido y los médicos alertaron a la policía y a la Justicia.

En tanto, por su lado el abogado realizó la denuncia correspondiente sobre lo que le acababa de suceder, dijeron las fuentes.

«Esto fue una cosa de mafia, conozco a todos y sé lo que hacían, iban a cobrarle a la gente de mal manera en San Pedro, en Baradero, y han hecho cosas peores. Si investigan bien están involucrados en varios homicidios», dijo un hermano de la víctima a Radio Cuarentena.

Según su testimonio, la banda vende droga «al menudeo» en la zona y a su líder lo tildó como «un Pablo Escobar sampedrino» porque «abastece a esas personas que son consumidores y vendedores».

El hombre dijo tener «un poco de miedo» por su familia porque sufrió «amenazas» de muerte, ya que conoce a quienes atacaron a su hermano.

Es que, al enterarse con quiénes había sido visto por última vez, el hombre se puso en contacto con uno de ellos para preguntarle si sabía algo de él y éste le respondió: «‘Tu hermano sopló la bolsa y vos sabés como esto’, como que lo iban a matar».

«Agarré y le dije ‘que aparezca’ porque ya sabía que lo tenían ellos y entonces se asustaron y lo largaron, sino hubiese aparecido muerto», afirmó.

La fiscal Viviani dispuso una serie de allanamientos en los que personal de Prefectura Naval detuvo primero a dos sospechosos y luego a un policía que se provocó algunas lesiones momentos antes de ser apresado.

En tanto, otras dos personas, entre ellas el presunto líder de la organización, eran buscadas hoy por esa fuerza federal.

«Estamos hablando de un círculo mafioso bastante grande. Sé lo que es capaz de hacer (el jefe de la banda), sé las cosas que ha hecho, es capaz de meterse con mi otro hermano, con mi mamá, con mis hijos», concluyó el familiar del hombre abusado.

Los pesquisas procuraban determinar si efectivamente el móvil del ataque fue por una deuda de drogas o si hubo alguna otra motivación de los agresores.