Se reanuda el juicio al policía Chocobar

160
El juicio al policía Luis Chocobar por haber matado en 2017 a uno de los ladrones que asaltaron y apuñalaron a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca se reanudará hoy con la declaración de la madre del fallecido, informaron fuentes judiciales.

El inicio de la audiencia está previsto para las 11 en los tribunales de Comodoro Py 2002, de Retiro, donde los integrantes del Tribunal Oral de Menores (TOM) 2, Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete, tienen previsto escuchar a Ivonne Kukoc, madre del asaltante Juan Pablo Kukok (18).

En la anterior jornada de debate, el pasado miércoles, Chocobar declaró como acusado y dijo que cumplió con su «deber» y con los «reglamentos de capacitación de tiro», según contó uno de sus abogados, Fernando Soto.

En tanto, el joven que por entonces tenía 17 años y llegó a este juicio acusado de haber cometido el asalto al fotógrafo estadounidense junto al fallecido Kukoc se negó a declarar y sólo brindó sus datos personales.

El debate comenzó el 9 de este mes, cuando Soto formuló un planteo para intentar suspenderlo a partir de un nuevo recurso que presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, en el que, una vez más, insistió en que el juicio se haga por jurados, algo que le fue rechazado en todas las instancias.

El policía llegó al juicio libre con una doble acusación, ya que la fiscalía le imputa el «homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber» de Kukoc, que prevé una pena máxima de 5 años de prisión; mientras que la querella de la familia del joven fallecido lo acusa por «homicidio agravado», que contempla la prisión perpetua.

En tanto, al cómplice de Kukoc, también sometido a juicio, se le atribuye la «tentativa de homicidio criminis causa» del turista asaltado y apuñalado, el fotógrafo estadounidense Frank Wolek (60) y quien será indagado próximamente.

El hecho ocurrió el 8 de diciembre de 2017, cuando Wolek caminaba por La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, fue interceptado por dos asaltantes que le robaron su cámara, uno de los cuales lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escaparse, el otro, luego identificado como Kukoc, fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque.

Instantes después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró luego, le pidió que se detenga, tras lo cual efectuó disparos, dos de los cuales alcanzaron a Kukoc en el muslo izquierdo y el mortal, en la zona de la baja espalda.

Un peritaje realizado por expertos de la Policía Federal reveló que la bala que disparó Chocobar y mató al ladrón ingresando por la espalda, primero rebotó en el asfalto, lo que para su defensa demuestra que no apuntó a matar, sino a las piernas.