Que reveló la autopsia del productor de cine y televisión que fue asesinado en Tandil

584

La autopsia de Bruno Vergagni (34), el productor de cine y televisión que apareció asesinado en su departamento de Tandil, determinó que murió a causa de un fuerte golpe en la cabeza realizado con un objeto contundente que, se presume, podría tratarse de una estatuilla.

De acuerdo al informe preliminar, la víctima presentaba una herida en el cráneo que se cree fue provocado con la base de mármol de un premio que se halló en el lugar y que se la habían entregado a la víctima como un reconocimiento profesional.

El asesinato de Vergagni despertó una enorme conmoción en Tandil. La víctima había trabajado como movilero en C5N y actualmente se desempeñaba como productor del Área de Medios de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen).

Además, tenía una larga experiencia en distintos medios de televisivos, entre ellos Encuentro, América, ESPN y la TV Pública, según figura en su perfil de su cuenta de Instagram.

El cuerpo del joven fue encontrado por una amiga, que estaba preocupada porque Bruno no había respondido a sus mensajes. Lo halló tirado en el suelo, sobre un charco de sangre.

Los investigadores detectaron un enorme revuelo en el lugar y sospechan que habría asesinado en el marco de un robo, aunque no descartan otra hipótesis. De acuerdo a las fuentes, un video de una cámara de seguridad de la cuadra muestra cuando dos hombres salen del edificio con un bolso en el que supuestamente se llevan distintos objetos.

Siguiendo esa pista los detectives dieron con dos sospechosos que conocían a la víctima: José Anriquez, de 22 años, y Juan Cruz Dante Álvarez (18).

Los acusados fueron demorados por su presunta relación con el homicidio, según señala el diario El Eco de Tandil. En las redes sociales, los sospechosos, que se negaron a declarar, aparecen en distintas fotos junto a la víctima.

En el domicilio de Anriquez, ubicado en la esquina de avenida Balbín y Pasaje Guernica, secuestraron dos valijas pertenecientes a Vergagni en las que había prendas de vestir sustraídas al productor y que luego fueron reconocidas por testigos.

En otro procedimiento se incautaron de una camisa y una computadora portátil presuntamente perteneciente a la víctima.

Desde Abratv, la plataforma de contenido de la Unicen en la que se desempeñaba la víctima, lo despidieron con un sentido mensaje: «Bruno era nuestro amigo, nuestro compañero, nuestro productor general. Era adorable, charlatán, apasionado de su trabajo, buscando amor y dando amor siempre. Era muy vulnerable».

«Todas y todos, sus compañeres de trabajo y de vida sentimos un dolor muy profundo y una profunda rabia. Esta tristeza nos deja sin palabras pero no queremos silencio. Bruno no se murió, a Bruno lo mataron y no aceptamos que se naturalice esta violencia. Exigimos justicia», reclamaron desde la cuenta.