Detienen a los motochorros que asaltaron a un ejecutivo y su hijo en Adrogué

601

Los dos presuntos motochorros que el martes pasado asaltaron y dispararon contra un ejecutivo y su hijo para robarles una bicicleta en Adrogué fueron detenidos en medio de un operativo, según informaron fuentes policiales.

La pista que obtuvieron los investigadores fue aportado por un vecino, quien denunció que dos personas llegaron a una casa en moto y llevando una bicicleta como la que le habían robado al ejecutivo de una importante compañía de seguros.

De acuerdo con las fuentes, la novia de uno de los acusados les dijo a los policías que su pareja había sido uno de los autores del robo.

El caso trascendió a partir de los videos que registraron el brutal ataque. El robo dura apenas treinta segundos. Y es muy impactante. No hay motivo para gatillar, pero al delincuente que baja de una moto y amenaza a un padre que pasea en bicicleta con su hijo nada le importa. Primero dispara al aire. Y luego al cuerpo.

La secuencia de este asalto brutal, que ocurrió este martes a las 2 de la tarde en una zona residencial de la localidad de Adrogué, partido de Almirante Brown, fue grabado por dos cámaras de seguridad. Las imágenes son brutales.

La primera parte registra cuando las víctimas circulan por la calle Carlos Pellegrini, en dirección a Enrique Guardamarina Py. A lo lejos se ve como una moto de alta cilindrada con la luz encendida se acerca a toda velocidad. El motochorro que maneja los encierra y las dos víctimas se tiran al piso. Ni amagan con resistirse.

En la otra cámara se ve cuando el delincuente que viaja como acompañante se baja, saca el arma y les apunta al cuerpo. Rubén Cnochaert (61), un ejecutivo de la compañía de seguros La Caja, hace lo que haría cualquier padre: primero cubre a su hijo y enseguida levanta sus brazos.

Los dos se tiran al piso. El motochorro, que oculta su rostro con una capucha y un barbijo negro, le roba el teléfono celular al hombre y después efectúa un disparo al aire. No era necesario. Enseguida revisa al hijo del ejecutivo, pero parece que no le saca nada.

Cuando corre en dirección a la moto recibe una nueva orden del conductor: le pide que se lleve una de las bicicletas. El delincuente elige la del ejecutivo, una mountain bike» marca SPX valuada en 25 mil pesos, pero antes de escapar vuelve a gatillar su pistola, aunque esta vez tira a matar.

El video muestra que la bala pasa a centímetros del cuerpo de Cnochaert. Su hijo levanta la vista para saber si está todo bien, mientras los motochorros escapan llevándose la bicicleta.

Las víctimas residen en la zona de Turdera, a unas quince cuadras del lugar donde fueron interceptados por los motochorros. Hace varios años, el ejecutivo y su hija habían sido secuestrados cerca de su casa.

El caso ocurrió en febrero de 2007. Cnochaert iba en una camioneta 4×4 cuando fue interceptado por dos delincuentes armados. Su esposa fue testigo y avisó de inmediato a la Policía, que enseguida salió a buscarlos.

La persecución se extendió por más de tres kilómetros hasta que finalmente las víctimas fueron liberadas y los secuestradores detenidos. Trece años después el ejecutivo volvió a ser víctima de un hecho de inseguridad. Por lo visto, nada cambió.