Presos de Concepción del Uruguay incendiaron colchones durante un motín que fue controlado

1353
Presos de la Unidad Penitenciaria 4 de la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay incendiaron colchones y realizaron un motín que fue controlado para exigir «mejores condiciones sanitarias» y en rechazo a la cancelación de las visitas familiares con el fin de evitar el contagio de coronavirus, informaron fuentes policiales.

A pesar de haberse escuchado disparos, y que algunos presos llegaron a subir a la zona de los techos, no se registraron heridos ni fugas de reclusos, añadieron los voceros.

Fuentes policiales informaron que el conflicto se originó en el pabellón 1 del sector sureste del penal y continuó en el resto de las instalaciones, donde arrojaron piedras, tomaron el control de los pabellones, incendiaron colchones, y treparon los muros.

Ante esa situación, personal policial y penitenciario inició un operativo de contención dentro y fuera de la cárcel a través de disparos «de balas de goma».

Según voceros de la Departamental Policial Concepción del Uruguay, los reclusos solicitaron «mejores condiciones sanitarias» y pidieron prisión domiciliaria para los «presos en riesgo» de contagiarse coronavirus.

También protestaron por la aparente merma en el personal de cocina y por la medida dispuesta de cancelar las visitas familiares con el fin de evitar el contagio de Covid-19.

El director de Derechos Humanos local, Darío Barón, explicó a la prensa que «la situación fue controlada» y que «no hay heridos de gravedad ni de armas de fuego», pero sí algunos con daños «leves que fueron constatados por el personal médico del penal».

En el lugar trabajaron Grupos especiales de la Policía de Entre Ríos, Gendarmería Nacional y Policía Federal Argentina (PFA); Bomberos Voluntarios; el juez federal, Pablo Seró; el fiscal Fernando Lombardi; la fiscal Federal Josefina Minatta; y funcionarios municipales y provinciales.

Por otro lado, un interno de la Unidad Penal 3, en la ciudad de Concordia, escapó mientras el guardiacárcel arreglaba una antena de la cárcel sobre calles Ituzaingó y Andrade.

Se trata de «El Cara» Ojeda, quien corrió hacia el Puente Alvear, donde según la fuerza policial se subió a una moto y escapó.