Una mujer policía mató a un ladrón que intentó robar en un local frente a la estación de Liniers

235

Una oficial de la Policía de la Ciudad mató ayer a un delincuente armado que ingresó a robar a un local de venta de teléfonos celulares del barrio porteño de Liniers junto a un cómplice, que fue detenido a metros del lugar, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió alrededor de las 16.30, cuando dos ladrones ingresaron a punta de pistola y con intenciones de robo al negocio de la empresa Movistar, situado sobre la avenida Rivadavia al 11400, a dos cuadras de General Paz y frente a la estación Liniers del ferrocarril Sarmiento.

Fuentes de la fuerza informaron que, al costado de la entrada del local, se encontraba una agente del servicio de prevención bancaria de la comisaría vecinal 9B que había ingresado previamente, y cuya presencia no fue advertida por los asaltantes.

En esas circunstancias, la oficial le dio la voz de «alto» a los delincuentes, pero sin embargo uno de ellos le apuntó.

Ante esa situación, la uniformada extrajo su arma reglamentaria y le efectuó dos disparos al ladrón, que cayó al suelo gravemente herido.

Por su parte, el cómplice agarró una mochila y salió corriendo fuera del local, por lo que fue perseguido por la Policía, pero a unos 150 metros pudo ser detenido por otro agente que estaba en la zona.

Las fuentes señalaron que en momentos en que la oficial perseguía al asaltante, una mujer ingresó en el negocio de venta de celulares para intentar asistir al delincuente herido, pero finalmente tomó su arma de fuego y escapó.

En tanto, a unos treinta metros del local la Policía secuestró un revólver calibre .32 largo, añadieron los informantes.

Al lugar del hecho acudió una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), que trasladó de inmediato al ladrón herido, de 31 años y domiciliado en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, al hospital Santojanni, a unas 15 cuadras, donde finalmente falleció a los pocos minutos de haber ingresado.

También debieron asistir a la uniformada, ya que se encontraba en estado de shock, informaron las fuentes.

Interviene en la investigación el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correcional 41, a cargo de la jueza María Alejandra Provitola, quien caratuló la causa como «tentativa de robo y homicidio» y ordenó que las actuaciones y las pericias quedaran a cargo de la Policía Federal Argentina (PFA).