El presunto tirador de Congreso admitió que manipuló el arma pero no recuerda qué pasó

284

Juan José Navarro Cádiz (25), el joven acusado de ser el tirador que mató al diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón en Plaza Congreso, admitió ayer ante la Justicia haber manipulado un arma dentro del auto en el que se hallaba junto a su tío, pero dijo que no recuerda qué paso en el momento de los tiros y que recién volvió a tener conciencia cuando fue detenido en Uruguay.

En tanto, su padre aseguró que su sobrino lo pasó a buscar en el vehículo después del doble crimen y que las siluetas humanas con impactos halladas en la pared de su casa son dibujos de sus nietos que fueron golpeados con un martillo.

El imputado, de 55 años, padre del presunto tirador Juan José Navarro Cádiz (25), fue indagado ayer por tercera vez por el juez de instrucción Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, en el marco de la causa que investiga los crímenes del diputado Héctor Olivares y su asesor, Miguel Yadón.

El abogado defensor de Navarro Fernández, Ramón Arigós, aseguró a Télam que su cliente fue indagado por el delito de «doble homicidio triplementre agravado por alevosía, el concurso premeditado de dos o más personas y por placer».

El acusado declaró que aquella madrugada su sobrino, Juan Jesús Fernández (42), quien en los videos es el hombre robusto que baja del auto Volkswagen Vento tras los disparos, subió a su departamento de Virrey Cevallos 215 y lo despertó diciéndole: «Pasó una ruina conmigo y con Juan José».

Poco después, ambos subieron al auto y fueron al garaje de Bartolomé Mitre 1444 a estacionarlo, motivo por el cual -explicó- ambos quedaron filmado en los videos de ese comercio.