Presos fabricaron bolsas para hacer compras en la Costa Atlántica

1075

Cerca de 200 internos de la Unidad 13 de Junín participan de un proyecto de cuidado ambiental en el que fabricaron cerca de 500 bolsas para hacer mandados al reciclar envoltorios de alimento para mascotas, y que están siendo distribuidas en las localidades balnearias de Mar del Plata, Necochea y Mar de Ajó.

El material utilizado por los privados de libertad es impermeable y resistente, promueve el reciclaje y a través de su fabricación se realiza un aporte genuino a la sociedad y el medio ambiente.

Las bolsas se regalan a turistas de los balnearios de las localidades mencionadas a cambio de material reciclable: bolsas de nailon, sachet de leches, cartón o botellas de vidrio o plástico.

Esta iniciativa es parte de un convenio firmado entre el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

Una vez que se cuenta con todos los elementos, comienza un proceso por el cual los internos recuperan los envases de alimento canino post consumo para fabricar bolsas de compras. Con el objetivo de llevar a la sociedad acciones de concientización a través del programa “Playas públicas, equipadas, inclusivas, y gratuitas” implementado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, se entregarán bolsas en Mar del Plata, Mar de Ajó y Necochea a cambio de residuos que puedan reciclarse.

Omar, uno de los internos que participó en la elaboración de bolsas, se manifestó muy agradecido “por el gesto de los empresarios, voluntarios y penitenciarios quienes destacan y reconocen nuestro trabajo, además de enseñarnos a cuidar el medio ambiente a través del aprendizaje de un oficio”.

El proyecto surgió por intermedio de las capacitaciones en organización del material desechable para su reciclado dictadas en el establecimiento penitenciario por Gloria Basso, Directora de Educación Ambiental y Relaciones con la Comunidad del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible —OPDS—.

El curso de reciclado se impulsó a través del Servicio Penitenciario Bonaerense, la Subsecretaria de Medio Ambiente del Municipio de Junín, el Grupo RSU ambiental y la Asociación de Terapia Integral y Ayuda a personas con discapacidad mental de la localidad de Chivilcoy —ATIADIM—.

El proyecto cuenta con el apoyo de la empresa dedicada a la fabricación de alimento para mascotas, PetFood quien envía las bolsas para reciclar, y recientemente se sumó la fábrica de guardapolvos y uniformes Gustyenz que aporta tela para las manijas de las bolsas.

Gustavo Martínez, consultor externo del grupo RSU y directivo de ATIADIM, explicó que la iniciativa para llevar adelante estas acciones “responde al enfoque desarrollado de manera conjunta por la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el Ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari y el Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses”.

Martínez explicó que “se busca generar oportunidades para que los internos adquieran hábitos laborales a fin de llevar adelante su reinserción social”.

Además, el directivo de ATIADIM resaltó que “es muy emocionante ver como los participantes del proyecto trabajan con responsabilidad en sus tareas. En el mismo sentido, Darío Panelo, Presidente de la Empresa Sur Ecology e integrante del Grupo RSU, remarcó la prolijidad “que puede observarse en los productos finalizados”.

Por su parte, Basso, explicó que “lo que para unos es residuo para otro es materia prima. Se trata de fomentar esta economía circular y lograr que los internos aprendan un oficio con salida laboral”.