Cartasegna enfrenta un jury por «incumplimiento de los deberes de funcionario público»

948

El fiscal platense Fernando Cartasegna, de licencia e internado en un hospital neuropsiquiátrico, deberá enfrentar a partir de la semana próxima un jury por «incumplimiento de los deberes de funcionario público» por supuestas irregularidades en varias causas a su cargo.

Así lo definió hoy el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses, desde donde precisaron que el proceso de apertura del juicio político comenzará el jueves 24 a las 11 en la sede que tiene ese organismo en la Legislatura de la provincia.

El Jurado hizo lugar al pedido de jury de la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense, que lo acusó de cometer el delito de «incumplimiento de los deberes de funcionario público», «omisión de los deberes del cargo» e «incumplimiento de promover la persecución y represión».

Asimismo, la Procuración pidió el «apartamiento preventivo del cargo» del funcionario del Ministerio Público, que podría ser dispuesto en la sesión del jueves próximo.

Una vez iniciado el procedimiento del jury se investigarán las denuncias contra Cartasegna; y finalizada la etapa de instrucción, establecida en 90 días, la parte acusadora tendrá 30 días para presentar sus cargos, mientras que la acusada luego hará su defensa durante el mismo plazo.

Además del jury, Cartasegna fue doblemente procesado por dos fiscales de La Plata tras una auditoría en su despacho, donde se detectaron faltantes de causas a su cargo y se comprobó que los afiches intimidatorios que se habían pegado tiempo atrás en los tribunales fueron impresos desde su computadora.

Esos panfletos, que aparecieron en el baño de la fiscalía platense y en varios pasillos, tenían la foto de Fernando Cartasegna y la leyenda «Sos el próximo Nisman», en referencia al fiscal federal hallado muerto en su departamento porteño.

Cartasegna fue licenciado por la Procuración luego de sufrir una seguidilla de ataques, entre los que se incluyeron uno dentro de su despacho de la fiscalía platense y otro en su domicilio de la localidad de Gonnet, que fue baleado.

El primero de los ataques se produjo a finales de abril, durante la madrugada, cuando dos hombres y una mujer vestidos de policías lo golpearon en la calle cuando bajaba de su auto para ir a la fiscalía de calle 7 entre 56 y 57.

Cuatro días después, el fiscal fue encontrado dentro de su oficina atado de pies y manos, con un cable en el cuello y a su lado escrita con azúcar la palabra «Nisman», en clara referencia al fiscal federal hallado muerto.

El último de los ataques se concretó el 19 de mayo, cuando uno de sus custodios se tiroteó con dos personas que llevaban puestos chalecos antibala frente a la puerta de la casa del funcionario judicial, en la localidad de Gonnet.

La última noticia vinculada con la actuación del fiscal fue la desaparición de su oficina del expediente del caso del estudiante de periodismo Miguel Bru, situación que fue detectada durante un arqueo dispuesto por la Procuración bonaerense.

El expediente, de ocho cuerpos con 200 fojas, fue hallado una semana después en un armario de la secretaría de la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) N°4, mueble que ya había sido requisado días anteriores.

Previo a los ataques Cartasegna investigaba, entre otras, una causa que involucra a policías de la Bonaerense y abogados de la ciudad capital, quienes integrarían una banda dedicada a la recaudación ilegal bajo la modalidad «caranchos».