Cae un joven acusado de apuñalar a una chica en una fiesta clandestina en Mar del Plata

848

Un joven de 19 años fue detenido acusado de apuñalar a un adolescente de 15 en una fiesta clandestina en la que participaban más de 700 personas en la ciudad bonaerense de Mar del Plata y lo imputaron por tentativa de homicidio, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Jonatan Ezequiel Bouzada, quien había sido denunciado por haberle dado un puntazo en el hígado a un menor, que terminó internado en el Hospital Interzonal Regional de Agudos local.

El ataque de Bouzada se produjo hace dos meses, durante una fiesta que había sido convocada a través de cadenas de Whatsapp y redes sociales como un supuesto cumpleaños de una chica de 16 años.

La fiesta terminó con una serie de incidentes y la intervención de la policía, luego de que más de 700 personas se sumaran a la convocatoria realizada en una vivienda del barrio Zacagnini, en la zona norte de la localidad balnearia.

La gravedad de la herida sufrida por el adolescente puso en riesgo su vida, por lo que tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, a cargo del fiscal Juan Pablo Lódola.

Fuentes judiciales señalaron que el autor del puntazo fue identificado pocos días después de la fiesta con la intervención del Gabinete de Homicidios de la Delegación Departamental de Investigaciones, y se estableció que había actuado acompañado por un menor, junto al que habría descartado el arma tras el ataque.

La presencia del menor como presunto encubridor obligó a la fiscalía a dar intervención al Juzgado de Garantías de Menores, lo que demoró la posible detención del principal acusado.

La detención de Bouzada se ordenó finalmente el martes, y en las primeras horas de hoy se concretó tras un allanamiento en una vivienda de la calle Las Primaveras al 3100, en el barrio Parque Camet.

El joven fue indagado y aunque admitió haber tenido una pelea con un grupo de adolescentes presentes en el lugar, cuando intentó intervenir, el menor ya había sido acuchillado y estaba tirado en el suelo.

Tras su declaración, asistido por un defensor oficial, fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.